Mi año mes a mes.

Enero: Empecé descansando hasta el día de Reyes… pero a la vuelta empezó el caos laboral, con las ventas de carteras que me iban a llevar a asumir más trabajo y más responsabilidad por el mismo salario.

Febrero: Mi cumple. Una fiesta fantástica rodeada de amigos y con regalos guays. Lo pasé fenomenal y acertaron con los regalos hasta en el trabajo.

Marzo: Renovación laboral con contrato basura. La frase más sonada fue “en septiembre veremos cómo está organizado el despacho y si seguimos necesitando tus servicios”. Llevaba más de dos mil expedientes yo solita… xD. Lo peor del mes fue rechazar una oferta laboral que me apetecía la vida, porque “si te renuevan no te la juegues, que las cosas están muy mal y si no encajas aquí no sabes cuánto vas a pasar en el paro”. Barcelona y el parque del laberinto. Fue un mes fantástico por todo lo no laboral.

Abril: valorar las opciones laborales que se presentaban ante mí fue duro. Decidir que iba a apostar por el cambio, empezar a spammear los curriculums que llevaba enviando desde enero. Empezar un blog “profesional” por las razones equivocadas, con el resultado obvio: proyecto parado indefinidamente.

Mayo: Celebrar el cumpleaños de mi madre, verla comer a gusto unas bacon cheese fries y un tercio de costillar en el Foster Hollywood.

Junio: Peleas por las vacaciones. Intentar organizar cuántas semanas de agosto podía y quería gastar. Usar el truco de congelar de Moli y cruzar los dedos para que funcionara.

Julio: Entrevista para la asesoría jurídica de Banesto. Muchísima ilusión que acabó en nada. Jugar a ser una víctima por coger sólo dos semanas en agosto “porque se me acaba el contrato en septiembre y no he devengado días para cogerme tres” mientras pensaba en puentes y navidades largas.

Agosto: Cambio meteórico de trabajo. A muchísimo mejor. Comprobar que el truco de Junio había funcionado.

Septiembre: Integración en la nueva oficina con la gente volviendo de vacaciones. Encantada con el cambio. Celebrar el cumpleaños de mi padre comiendo fuera, a cuerpo de reyes, sin tener que cocinar, fregar ni limpiar nada.

Octubre: Empezar a ver las cosas negativas. Mis compañeros C. C. R. G. M. y otro montón de gente maravillosa que he conocido en la empresa.

Noviembre: Mami nos dio un susto de cuidado. Hacerme consciente de lo frágiles que somos. El miedo instalándose en mí, para quedarse, me temo.

Diciembre: Las vacaciones no disfrutadas por el cambio de trabajo me están sentando de lujo. Vacaciones de Semana Santa en Londres confirmadas, todas las reservas hechas.

La tónica general del año ha sido de cambios a mejor, pero los pocos baches han sido muy duros… espero algo más del año que empieza en unas horas.

Feliz 2013 a todos, que el año sea benévolo y nos traiga trabajo, salud y felicidad.

Anuncios

Una respuesta

  1. poco a poco vamos encontrando nuestro sitio
    animo y a por el nuevo año ^^ que irá a mejor

    pd: besitos a montones para ti y tu mami y tu papi
    pd2: londres, que envidia 😄

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: