Melancolía

Suena: Mad about you, de Hooverphonic

Hace un mes que no veo a mis padres. Hace un mes que no estoy en mi casa, con mi familia. Y la verdad es que me muero de ganas. Echo de menos levantarme en mi cama, echo de menos que mami me prepare el café en cuanto me oye moverme de la cama, y que me pregunte qué quiero comer. Echo de menos sentarme en la banqueta y decirle “mami quiéreme” y que ella venga y me abrace y me de mimos.

Hablo con mis padres casi todas las noches. Algunos días también por la mañana y muy eventualmente a mediodía. Cuando estoy en su casa no soy muy charlatana, porque con estar allí y sentirles a mi lado me vale, no necesito hablar hasta que no me queda nada que decir, no necesito contarles cómo ha sido el día, porque han estado conmigo.

Últimamente noto la distancia. Noto que echo de menos volver con ellos, que me mimen y me malcrien hasta el infinito, y es cuando me doy cuenta de lo sencillo que era todo cuando vivía a una hora en coche de casa.

Me gusta Madrid y por ahora no me planteo cambiar de ciudad (mentira, sí lo hago, pero pocas veces y poco en serio, tengo muchos más amigos aquí que en cualquier otro lado del mundo) pero me da mucha rabia que quede tan lejos de ellos.

¿Es esto lo que los gallegos llaman morriña?

(Entrada escrita sin pensar, siguiendo los consejos de la encantadora Bichejo)

Anuncios

11 comentarios

  1. Cuando vivía fuera de Córdoba me pasaba algo parecido. La casa de mis padres era el santuario donde dejaba de lado el trabajo, las prisas y todo lo demás. Un sitio donde descansas lo que quieres, no mueves ni un dedo y los padre te colman de caprichos… ¡Ay! ¡Que tiempos!

    P.D. Canción sublime…

  2. Pues yo estoy justo en la situación contraria. Si es que nunca estamos contentos con lo que tenemos.

  3. Sí, tiene la pinta de ser morriña. En fin, la vida es eso, que no se puede tener todo. Tú disfruta de tus padres, que eso es una suerte inmensa.

  4. Morriña, qué gran palabra. Sí, es bastante probable que sea morriña. Si te pones melancólica pensando en tu hogar, en tu familia, estando lejos y no poder estar allí cuando quieras…
    Bueno, ánimo, y escápate cuando puedas. Siempre es reconfortante volver.

  5. A pesar de lo que nos puteen los padres, en el fondo los echamos de menos cuando están lejos. Como dice Mario, busca algún fin de semana y escápate a recuperar mimos, que si tú los necesitas, más los necesitarán tus padres. 🙂

    Un besote!!!

  6. La melancolía es algo que puedes sobrellevar manteniendo tu mente enfocada en otra cosa, y sí, uno extraña ser un parásito.

  7. Sí, es morriña xD

    Yo he dejado a mis padres en Galicia, y vendrán enseguida, pero no te imaginas cuánto les echo de menos xD, los padres son geniales para cruzar el umbral de tu casa y desarmarte y así cuidarte…

    Mamáaaa vuelve!! xD

    Ánimos linda! y desahógate 🙂 que a falta de pan, buenas son hostias xD

  8. Cuando pasan un par de años desde que te has ido la forma en la que ves tu casa, donde estan tus padres, cambia. Bueno, y en el caso de mis padres cambia mas porque la han ocupado como si te tratase de una partida de risk para sus cosas, ha pasado de mi cuarto a ser una oficina.

    Claro que hay morriña, y es lo que tu dices, sobre todo al despertarte, pero como han comentado, tambien tiene su lado bueno el cambio, natural por otra parte 🙂

  9. Pues a mí después de volver a casa me han vuelto a salir los síntomas del estrés por todos lados.

  10. Staros te la robé a ti 🙂 Qué recuerdos más majos me trae XD

    Lena pero ¿quieres poner 5 horas de autobús por medio? a mí me parecería excesivo XD

    Zor, Marito, Yo Misma, el viernes ya me voy, eso ha sido el desencadenante, tenía tantas ganas…. que cuando al fin he comprado el billete han salido todas de golpe xD

    Nuly eso es bien cierto, y se agradece, ¿a que si?

    Biónica… estás buena, al menos yo he tardado un mes desde la última visita!! jajajaja

    Timeless la cuestión es que hace un año y medio desde la última vez que me fui de casa, pero no era la primera vez ni la más larga que me iba 😛 pero la morriña ataca cuando quiere XD

    Illuminatus eso también me pasó a mí cuando volví después de varios años fuera de casa por la carrera. Y me subía por las paredes. Lo pasé tan mal que entré en depresión incluso, pero por suerte no fue grave, tomé la decisión de irme de nuevo a tiempo y además con mejor fortuna ^^ ánimo :**

  11. pobrecita :(. Pero bueno, gracias a la tecnología los tienes un poco más cerca, aunque nunca sea lo mismo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: