Consejos.

Suena: La milonga del marinero y el capitán, de Los Rodriguez (otra vez, me encantan!!)

Pensamiento inconsistente: Tarde o temprano todo se repite. Y es un coñazo.

Los consejos son esas sabias palabras que pocas veces se piden expresamente y aún menos veces se siguen, y que, en un porcentaje aún sin determinar, acaban provocando sonoros “te lo dije” de las personas aconsejadoras.

Pedir un consejo lo carga el diablo. Siempre y sin excepción. Cuando pides un consejo sobre un tema, todas las posteriores ocasiones en las que comentes el tema vas a recibir consejos. Es una máxima prácticamente irrefutable.

¿A qué viene ésto? A que anoche, hablando con C. (como prácticamente todas las noches) le repetí varias veces que no sabía sobre qué escribir en el blog mientras desayunaba (sí, me he dormido, ¿y qué? es que cuando ha empezado a llover se ha empezado a estar de puta madre en mi habitación). De repente recordé un episodio que me dejó mal sabor de boca y cierta incertidumbre. Porque quizás pudo haber sido diferente. Que no me importa que al final acabara mal, porque era lo mejor viendo al individuo, pero no sé hasta qué punto la cagué yo sola y hasta qué punto me ayudaron.

Él me gustaba, yo parecía gustarle, nos llevabamos bien, hablabamos mucho y pasamos algunos buenos ratos. A buen entendedor, pocas palabras bastan. Yo cometí un error que soy incapaz de no cometer cuando tengo delante a un tío encantador, y empecé a engancharme. Sabía lo que había, o eso pensaba. Pero de repente empecé a querer más y no estaba muy segura de cómo manejar el asunto. Pedí consejos a tres amigas, y además dos de ellas le conocían.

Por aquel entonces yo era jóven e inocente, pensaba que cuando pides un consejo tienes que seguirlo porque, si no, vas a ofender a la persona que te lo ha dado, que se ha molestado en hacer un ejercicio de empatía contigo, de intentar ver por qué estás haciendo según qué cosas y cómo evitarlas para que todo vaya mejor.

En definitiva, en cuestión de un mes estaba histérica perdida. Yo ya no quería más consejos, porque seguir consejos de tres personas diferentes, mujeres para más coña, y cada uno en una dirección, daba a todo aquello un poco de aspecto de psiquiatrico.  Yo me decía “todo esto ha empezado porque tu parecías gustarle sin ayuda, Min, así que deja de seguir consejos, coño” pero no podía. Cada vez que hablaba de él con una de mis amigas, empezaban a lloverme consejos. Déjale, sé más dura, disfruta de los buenos momentos, no le cojas el teléfono, llámale, piensa en ti primero, sé fuerte que le gustas, ten paciencia, vete a su casa, no vayas, y así hasta infinito.

A día de hoy sé que las cosas no podían funcionar, por un millón de motivos, pero porque dejé de ser yo misma, que era quien le había conquistado sin darse cuenta. Y a veces me doy cuenta de que es algo que arrastro sin querer, cuando empiezo algo o empiezo a sentirme interesada por alguien, a veces hago ese tipo de estupideces porque creo que no tengo suficiente gancho para mantenerlo, así que voy haciendo estupideces que sólo me lo parecen a posteriori, pero ese no es el tema de hoy.

Desde entonces decidí hacer algo con los consejos: yo los escucho y medito acerca de ellos. Luego actúo según mi opinión. A veces veo que un consejo es bueno desde lejos, que tiene toda la razón que puede tener un consejo, pero mi instinto me pide hacer algo diferente, y normalmente sólo hago caso de mi yo interior, aunque después de valorar los puntos de vista de las personas que me los han dado.

¿Por qué? Porque necesito saber que he sido yo, y sólo yo, quien ha hecho fracasar o salir adelante una determinada situación.  Porque no me gusta la incertidumbre del “Y si…” pero me gusta aún menos cuando actúo de una forma que a mí no se me hubiese ocurrido en años. MinAmigo se desespera un montón de veces, porque para eso es mi mejor amigo, y me da consejos, claro, aunque no se los pida, porque sabe cuándo los necesito, y sobre todo sabe cuándo no los quiero, y entonces también me los da. Y luego me dice “te lo dije”. Pero lo hace desde el cariño que da el entendimiento antiguo. Son muchos años de querernos y cuidarnos. Con C. me pasa algo parecido, se regodea en los “te lo dije” pero sólo el tiempo estrictamente necesario, porque luego está ahí para recoger mis pedacitos sin importarle lo más mínimo si me lo dijo o no.

Por desgracia también he perdido a gente que no ha sabido entender que los consejos se dan para que la gente piense en ello, pero no para que se comporte exactamente así, porque la empatía tiene un límite: incluso el ser más empático del mundo es incapaz de valorar con exactitud cómo se va a sentir el aconsejado si, una vez seguido el consejo, todo se va a la mierda de la peor forma posible. Os digo cómo me voy a sentir yo: impotente, estúpida y cabreada por no haber seguido los dictados de mi propio yo. Porque tras valorar todos los puntos de vista, soy la que mejor conoce la situación, que para eso estoy dentro, y agradezco la luz arrojada sobre dicha situación para que pueda verla de manera más completa, así que es mía la responsabilidad de decidir y de meter la pata hasta la ingle.

Supongo que me ha llevado años entenderlo, pero en el momento que lo hice fue como ver la luz al final de un túnel. Y me gustó.

Anuncios

11 comentarios

  1. Nadie escarmienta en cabeza ajena… pero a veces cuando estás MUY perdido, todos esos consejos se homogenizan, y todos, a pesar de ser tan diferentes se ponen de acuerdo en qué decirte.

    Yo al final siempre he hecho lo que me ha venido en gana, no sin ciertos remordimientos como dices… pero es mi gente, y me sigue queriendo. Y ahora es cuando entiendo que entendí las cosas demasiado tarde.

    Peor es cuando la parte interesada no te deja ser tú misma, y se arroga el derecho o mejor dicho prepotencia de pensar que sabe lo que quieres mejor que tú misma. Y que por eso mismo, jamás te va a preguntar :S.

    Ante la situación que dices… yo siempre digo (consejo!!!), sé tú misma, con tus errores y tus éxitos… es mejor que ir con el freno de mano echado. Y tienes razón… los consejos son para meditar… pero a veces no hay que necesitarlos tanto. Algún día puedes estar perdido de veras, y necesitarlos más.

  2. Como no me acordaba de quién lo había escrito, lo he tenido que buscar. MIra:

    http://en.wikiquote.org/wiki/Advice

    La cita más apropiada es la de Ambrose Bierce (Advice, n. The smallest current coin. /Consejo: sust. masc., moneda de uso corriente más pequeña.) y mis experiencias me han demostrado que es así. Además, por eso se da gratis.

  3. Yo empecé a pasar de los consejos de la gente cuando vi que yo era el primero que aconsejaba algo y no lo cumplia y que es así con todo el mundo.
    Yo siempre lo veo como una corte: el consejero da su consejo según la información que dispone y su expereincia en el ramo, pero el rey es quien decide lo que se hace. Pues aquí igual, hay que ser uno mismo y no luchar en contra de nuestra naturaleza porque nos digan tal y cual, porque luchar contra uno mismo y lo que uno quiere en ese momento, solo deja un perdedor… y lo peor, no estas siendo tu mismo.

  4. ah! perdona el doble post, pero se me olvido decir que muy buena canción… es que Los Rodriguez…

  5. Aluego te paso la factura por la publicidad… ^^ Pero vamos, que es que esto va asi, uno aconseja, la peña se lo pasa por el forro, tu lo respetas porque sabes que iba a ser asi (si no, es que no conces a tus amistades) y vuelta a empezar. Pero vamos, que no hay placer mas extasiable que soltar un “te lo dije” a toro pasado 😛 tambien ten en cuenta eso ^^

  6. Los consejos no deben darse jamás sin ser pedidos, y teniendo muy claro que lo que te piden es consejo, no que dirijas la vida de nadie.
    Es tonto ofenderse si no siguen el consejo que das.

    Los consejos están para ser oídos, no para que dirijan tu vida…escuchas opiniones y luego tú decides.

    Pero a mí me gusta cuando escuchas mis consejos de lecturas recomendadas…y me gusta más cuando encima, acierto con ellos.

    Besos

  7. Es verdad lo que dice Bichejo, a mí los consejos que más me gustan son sobre lecturas, y música, y ese tipo de cosas. Así que los post que haces de eso, me gustan mucho (ando detrás del de Buenos Presagios ;)).

    Para la vida… la vida es otra cosa. Y nadie la vive por nosotros.

  8. ¡Vaya! Me has hecho pensar mucho con este post… y además plantearme un poco mi propia actitud frente a los consejos y a lo de vivir cada uno su vida. ¡Muchas gracias! 🙂

  9. “un consejo es un regalo muy peligroso, aun del sabio al sabio, ya que
    todos los rumbos pueden terminar mal”

    leí esto hace años y desde entonces procuro tener mucho cuidado al dar consejos. sólo le doy consejos a mis amigos más íntimos

  10. Yo no suelo dar consejos no solicitados, pero soy tan marujo y pregunto tanto por la vida de la gente que muchas veces no me queda otra que terminar aconsejando. Soy prudente con los consejos, no obstante, porque por mi trabajo he visto gente estrellarse tomando los rumbos más seguros, y gente salir de líos por el camino más estrambótico. Por eso mismo soy consciente de que un consejo no es dirigirle la vida a nadie, sino decirle “yo creo que la mejor forma de salir del marrón es…”

    Veo ridículo que alguien se enfade porque no se sigan sus consejos, anyway. Con el subidón de autoestima que da un “te lo dije” bien pronunciado y que te salga del alma… xD

  11. Yo doy consejos cuando me los piden, pero doy los dos lados, soy lo peor.
    Por una parte explico lo que sería lógico, coherente, la mejor elección. Y luego explico que lo normal es saltarse los pensamientos lógicos y racionales y actuar como te pide el cuerpo, llorar después y confiar en tus amigos que estarán para apoyarte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: