I.M.

Suena: Death for you, de NawjaJean.

Cita del día: eaeaea

Pensamiento inconsistente: el cabrón se queda agazapado y te asalta a traición!

Hace cosa de quince días, Inner contaba que había recibido una visita inesperada. Ahora la entiendo.

Por motivos absolutamente ajenos a mi voluntad, mi jornada laboral ha cambiado trasladandose a las calurosas mañanas de julio. Y casualidades de la vida, por las mañanas habemus peque en la oficina.

Ayer me sorprendí preguntando a la madre cómo se llamaba la criatura. Pero hoy (jueves, aunque parezca viernes, que voy de trasnochadora) he llegado un paso más lejos. He movido la sillita para que Beibi se tranquilizara y dejara descansar sus pequeños pulmoncitos y sus jóvenes cuerdas vocales.

Pero eso no es todo. Eso no sería preocupante. Lo peor ha sido descubrirme a mí misma mirando a Beibi con cara de gilipollas, pensando “oh, qué monada!!” cuando en realidad los recién nacidos no son precisamente bonitos, y el colmo de los colmos, imaginándome si sería capaz de tratar a un ser tan chiquitín con el cuidado suficiente para no romperlo.

Me he acordado de la primera vez que tuve que hacer de niñera de PseudoSobrinaPequeña. La nenita tenía como cuatro o cinco meses, y tuvo un primer año bastante complicado, siempre enfermita y haciendose pruebas, así que tener a la cría cuatro o cinco horas yo sola era actividad de riesgo. Y además tenía que darle el bibe. Aquel domingo acabó conmigo pensando “necesito que mañana vuelva a ser domingo” La jodida PseudoSobrinaPequeña lloraba en cuanto la cogía alguien diferente de su madre y de mí. No sé por qué, pero lloraba con ganas. Así que estuve haciendo de mami postiza un largo largo rato.

Fue la primera vez que me visitaba I.M., es decir, el famosísimo Instinto Maternal. Un coñazo. Me duró poco, fue entrar en mi casa libre de bebés y pensar “oh, qué felicidad que sólo sean PseudoSobrinas y al final del día se vayan a casa de su madre.

Hoy ha sido algo parecido, pero menos. Al salir he pensado “tendré que seguir viendo a Beibi, probablemente todo el mes de julio. Lo mismo da tiempo para que I.M. se instale definitivamente en mi vida, a pesar de lo mal que me viene ahora mismo y de lo difícil que está encontrar a alguien con genes decentes y con paciencia suficiente para ser un buen padre, pero con suficiente mano dura para no malcriar a sus hijos”. Menos mal que luego he dormido un rato de siesta y parece que la sensación remite… lo malo es que Beibi aún tiene cosa de veinte días naturales para convencerme.

Anuncios

8 comentarios

  1. Tú por el I.M. no te preocupes, que si no le das un chute hormonal constante en forma de pareja estable, se va por las noches por muchas armas letales que el crío utilice.

    La combinación pareja+I.M., esa es la que es peligrosa…

  2. Yo tengo pánico a los niños. Sin embargo, los bebés me inspiran ternura. Pero la misma que me inspiran los cachorros de cualquier animal.

    Es más fácil que tenga un animal que un hijo, no sé por qué, creo que hasta me entiendo mejor con los primeros xD

  3. Oh, sí. La visita de I.M. es demoledora, pero suele atacarte cuando el contacto con los niños es en su lado más tiennnno. Cuando la soportes veinte días con sus llantinas, berrinches, etcétera, ni el más encantador e infantil pucherito lo podrá arreglar.

    Espero.

    Y si no, pues Tita Inner consentirá a su nuevo/a sobrinillo/a. 😉

  4. Zor conozco a unas pocas madres solteras :S no me tranquiliza tu punto de vista, aunque los hechos estén equivocados 😉

    Biónica yo es que paso por distintas fases, desde el “niños no, gracias” hasta el “tres, porque como no me gustan los monovolumenes con cuatro no se puede” y eso me asusta xD

    Inner es que lo de Beibi no es normal, sólo llora cuando tiene hambre y es una preciosidad a la que dan ganas de coger y achuchar. Aunque es un bebé un poco feo, pero igualmente es una pocholada

  5. ¿Y qué tendrá que ver ser soltera con no tener pareja estable? ¿Quién te dice a ti que esas madres solteras no tenían pareja estable hasta que cometieron el error de decirle que “eso” no eran gases?

  6. Jajajajaa, pues mira, una la tenía, un maltratador psicológico, pero pareja estable, la otra adoptó ella solica y sin necesidad de pareja alguna, ni estable ni inestable 😉

  7. Mi IM está completamente volcado en mi perra y tan contenta.
    Claro que la gente te mira como si estuvieras chiflada, pero estoy segura de que mi chucho no probará las drogas o me dará disgustos día sí y día también de adolescente. Y jamás discutirá conmigo porque me adora… y yo a ella.

  8. La gente te mira como si estuvieras chiflada porque no conocen a Eme. Jolín, conocerla despertó I.M. hasta en mi, y soy un tío… Bastante sieso, además, con lo cual la cosa tiene doble mérito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: