Citas.

Suena: Galilea, de Sergio Dalma

Cita del día: como muy tarde el viernes te digo algo.

Pensamiento inconsistente: jo, casi perfecto, ¿podré pasar por alto el casi?

El otro día, hablando en una multiconversación de msn, me quejaba de que nunca me llaman después de la primera cita. No sé por qué. Supongo que soy un petardo, o que dejan de ver lo que vieron cuando me pidieron/concedieron esa deseada y ansiosamente esperada cita. La cuestión es que hace mucho que no tengo una primera cita seguida de una segunda cita. Ahí empezó una ligera discusión acerca de cuando considerar una cita como tal y cuando no hacerlo, así que voy a exponer los ingredientes necesarios para que una copa con alguien del sexo opuesto se convierta en una cita como Dior manda y Coco aprueba… personalmente opino que sin al menos dos de los siguientes comportamientos, una copa no alcanza la categoría de cita.

  1. Hace más de cuatro días que se ha establecido el lugar y la hora del encuentro. Personalmente creo que es una de las cuestiones fundamentales. Una cita se espera ansiosamente y con nervios, pensando qué vas a ponerte y dónde vas a ir y cómo vas a peinarte y qué pensará de ti esa persona para la que llevas pensando cómo arreglarte un mínimo de cuatro días.
  2. La cita empieza después de las nueve de la tarde, y normalmente incluye cena. Para mí una cita sin una cena romántica no es una cita completa. Vale, quedar después de cenar también me parece bien, incluso quedar para comer, pero la cita pierde parte de la gracia.
  3. Él te ofrece acompañarte a casa. Si llevas coche y él no, tú ofreces acercarle a su casa. Para mí es básico que uno de los dos se ofrezca a acompañar/acercar al otro, es… como una señal de interés que transforma un rato entre amigos o conocidos en una cita. Porque está claro que para que haya una cita tiene que haber cierto interés en la otra persona.
  4. Que haya cierto interés en la otra persona. Debería ir la primera pero se me ha olvidado y paso de cambiar toda la lista 😀
  5. Que haya beso de buenas noches. No necesariamente un morreo calientamotores, aunque también, sino un beso con intenciones. Puede ser un besito en la mejilla que en el último momento cae en la comisura de los labios, un piquito inocente o dos besos tradicionales que duran más que los tradicionales y con abrazo de regalo.
  6. Que haya intercambio de fluidos corporales, desde saliva hasta fluidos más íntimos. Está claro que si la copa acaba entre las sábanas ha sido una cita.
  7. Que uno de los dos diga la consabida frase “te llamo para quedar otro día” o bien “llámame y repetimos”.

En realidad la lista es un asquito, y queda bastante claro que pido muy poco a las citas para que lo sean, sólo dos de siete!! Es que soy poco exigente… y ni por esas xD En fin, tendré que volver al trabajo de campo, ahora que tengo más tiempo libre, a ver si encuentro algo que añadir xD (Está claro que todo esto viene provocado por un exceso de tiempo libre, a ver si encuentro piso y puedo volver a mi vida normal y estresada :D)

Anuncios

15 comentarios

  1. Y yo que siempre he pensao que la diferencia estaba unica y exlusivamente en que la cita se premedita alevosamente y quedar con los amigos no… la virgen santa, estoy despitao de pelotas.

  2. joder, todo sería más fácil si quedaras con leonard, entonces no tendria´s que plantearte nada. porque cuando leonard tiene una cita con una chica, ella sabe que ha sido una cita:

    ” D A T E D. capital letters, bold, underlined…”

    que gran serie….mañana me la pongo otra vez!

  3. C. vale, pero ¿cómo explicas que para ti una no lo ha sido?

    Orofëa lo mejor es que Leonard me mola para una cita, incluso para dos o tres, pero es sólo un personaje, lástima (yo sé cuándo he tenido una cita, pero a veces es difícil dar a entender que no ha existido cita)

  4. Para mi, la cita perfecta debe contener cuatro ingredientes:
    – Sala de espera
    – Hilo musical
    – Revistas del corazón
    – El sonido del torno del dentista de fondo.

    pd: Sorry, mis pequeñitas y entrañables neuronas se repelen con el calor

  5. Jajajaja, C. Maltés xDDD…

    Bueno al lío… viendo la lista… creo que nunca he tenido una cita así con nadie que no conociera demasiado. Y casi que cuando quedo con amigos (muy poco xD), pues eso… qué descastada soy… ¿cuántas oportunidades habré perdido? Si cuando decían que a mí hay que decírmelo todo por señales de humo… sospecho por dónde iría la cosa…

    Ays, si es que no me entero de nada :S

  6. C.M. para mí es mucho mejor que no tenga sala de espera y el sonido de los secadores de fondo, y si en vez de revistas del corazón tiene revistas de moda ya es la pera! xD no hay nada perfecto. Y dales un respiro a tus pobres neuronas, que las tienes explotadas.

    Biónica, pero a ver, sólo hacen falta dos de los siete para que se pueda considerar cita!! Si tiene cuatro o más está claro que es una cita, y si uno de ellos es el intercambio de fluidos ya no puedes dudarlo! XD

  7. No estoy nada de acuerdo…es facilísimo cumplir dos de las siete casi con cualquier persona (las dos primeras, por ejemplo), y cuatro también es asequible sin que se convierta en cita (1,2,3 y 7, por ejemplo), pero vamos que yo no sé mucho de citas, no computo para estas cosas…

  8. Venga, vale, bich tiene razón… deberíamos añadir que quieras que sea una cita xD

  9. Supongo que habría que añadir a la lista que la persona en cuestión sea alguien con quien no estás ya ennoviao/casao, no? o eso también es “cita”?

  10. Anda, que se me ha ido el dedito!!!

    Que también añade que la otra persona quiera que sea una cita, que sea los dos solos (obvio, por otra parte) y que esté precedida de cantidades industriales de tonteo, que el tonteo mola mucho.

  11. Y… sin ánimo de levantar polémicas (XD), ¿qué pasa cuando una persona piensa que ha tenido una cita y la otra no? Porque no comparten los mismos baremos, por ejemplo.

    (No, no pienso aceptar sit-com o vodevil, técnicamente antecesor del género, como respuesta).

  12. Pues está claro, si la cosa ha ido bien la persona que piensa que ha tenido una cita llamará cansinamente a la otra para quedar, que dará largas gentilmente ignorando por qué su interlocutor/a es tan jodidamente plasta. Nada grave. O al menos nada que no se solucione con un cortante y vergonzoso “contigo no, bicho”

  13. Hubo en España una época, que para tener una cita como la que aquí se plantea había que pasar por la vicaría o que transcurrieran muchísimos meses e incluso algún año. La vida sexual actual es infinitamente más gratificante. Las dudas existenciales de ahora -que si es cita o no-la verdad es que no había. Un saludo.

  14. Poco le pides tú a una cita, dos de esas siete se pueden conseguir con relativa facilidad. Claro que yo no tengo una cita desde hace eones, tampoco soy muy adecuado para opinar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: