Está sucediendo.

Suena: Feo fuerte y formal, de Loquillo y los trogloditas, again.

Cita del día: ¿por qué tiene que ser así?

Pensamiento inconsistente: ojalá me hubiera equivocado, ojalá estuviera en un error, pero me conozco lo suficiente para saber que no era así.

No. No estoy bien.

Ha sido un año muy duro con un resultado bastante mediocre y para nada acorde a lo que he trabajado. He soportado tanto estrés que me parecía raro no notar síntomas de cansancio, nervios o lo que fuera. Llevaba días diciendo que iba a caer enferma cuando pasara la tormenta. Y está sucediendo. Sólo duermo bien cuando estoy agotada y mi cuerpo no puede hacer otra cosa, tengo dolores de cabeza, me dan tembleques y para colmo por momentos no puedo contener las lágrimas. Son más de las cuatro de la tarde y no sólo no he comido, sino que ni siquiera tengo ganas de comer. He hecho limpieza, y desposesión, una docena de bragas y un montón de ejecutivos con las punteras teñidas o carreras a la basura, y varias camisetas y chaquetas de invierno a la maleta, que necesitaba sitio en los cajones.

Soy una mujer bastante independiente, no diré individualista, porque no llego a esos extremos, pero sí independiente. No me gusta que la gente esté constantemente preocupada por mí, y a veces soy jodidamente arisca cuando alguien me agobia con sus atenciones. Pero tengo momentos en los que necesito sentirme querida y protegida. Y llega un momento en el que necesitas que alguien un poco más allá se preocupe y te acaricie el pelo mientras te promete que todo pasará y que nunca ninguna tormenta no escampó. Pero no hay ese alguien. Y esta tormenta acaba de empezar.

Al fin soy consciente del desastre, ya me he parado a pensarlo y aceptarlo, he interiorizado los resultados del año y no me he dejado vencer mucho por el desánimo. Sé que tengo que ser fuerte, que sólo es un mínimo retraso de dos o tres meses sobre el plan inicial, y que ahora tengo una ventaja competitiva más, no sólo el máster, sino la posición alcanzada en el mismo. La entrega de diplomas la hace el colegio de abogados, así que supongo que eso me abrirá alguna puertecilla, por pequeña que sea, para encontrar un hueco en el mercado laboral. Pero eso tampoco me alivia ni me consuela ni me anima. Sólo puedo ver el retraso.

Sé que debería hacer caso a una mujer sabia e inteligente que siempre me tranquiliza aunque sólo me diga dos palabras, y concederme 24 horas para llorar. Pero ahora mismo no puedo hacerlo, porque dentro de 26 horas tengo que estar perfectamente arreglada y dispuesta para recoger mi lote de libros y no me apetece hacerlo con los ojos hinchados y rojos. Sé que hay cosas que podría y debería hacer, cosas que he reescrito tres veces y he borrado tres veces, que me harían sentir mejor, pero tal vez no sea el momento adecuado.

Todo esto se ve agravado por una cosa tan banal y estúpida que casi avergüenza. No me siento en mi hogar, no siento ésta como mi casa, ni la casa de mis padres es tan “mi casa” como antes. Joder, yo no soy nómada, no me gusta huir, ni cambiarme de ciudad o de casa cada vez que me acechan los problemas, me gusta tener mi espacio y reconocerlo como mío. Pero no es tan sencillo como puede parecer a primera vista. Necesito localizarme a mí misma y saber dónde está mi sitio.

Sin ir más lejos, este fin de semana me decía C. que no guardo nada para mí. Me regañaba por no guardar nada para mí. Y tiene razón. Tiene toda la jodida razón del mundo. Nunca guardo nada para mí, me doy al cien por cien y siempre acabo en el suelo hecha trocitos. En “mi” casa tampoco he guardado nada para mí, porque estoy de prestado. Ojo, me encanta el piso y me gusta el barrio, que sí siento un poquitito como mi barrio, pero lo cortés no quita lo valiente. ¿Quién puede curarse del estrés en un entorno adverso en el que tiene que salir a la calle para identificar algo como “suyo”? desde luego yo soy absolutamente incapaz.

Pero pasará. Sé que todo esto acabará pasando. Sólo espero que sea rápido.

Anuncios

3 comentarios

  1. Tu casa, está donde tú dejes la maleta. A partir de ahora, tú y tú deberíais de conoceros más, y saber lo que tenéis que hacer para tranquilizaros mutuamente. La gente ayuda, y mucho.

    Pero te tienes que buscar a ti misma. Solos vinimos, y solos nos iremos. Durante la vida hemos de procurar buscar compañía agradable, a ser posible que nos enseñe cosas… y si hay mala gente, que nos enseñen también.

    Todo optimista, ha sido un pesimista harto de serlo (es mi teoría) y es mucho más titánico el esfuerzo de ver la cara positiva de la vida, por mínima e inexistente que parezca.

    En la vida no hay ningún camino desastroso, sólo que algunos dan más vueltas que otros, porque necesitas aprender ciertas cosas antes. Cuando una puerta se cierra, otras se abren.

    Te mando mucha energía positiva :D. A ver si llega hasta allí. No sé si te ayudará, pero me gustaría que fuera así. Aunque no te conozca nada :).

  2. A ver, por partes

    Sólo ha sido un traspiés en un carrera de fondo, no dejes que pueda contigo. El malestar general es lógico, suele pasar cuando frenas de golpe después de mucha actividad.

    La tormenta es del tipo tropical, intensa pero breve…pasará antes de que te des cuenta, tú sabes lo que tienes que hacer para arreglar el traspiés. Pues hazlo. Sin excusas.

    Si te vas a hartar a llorar, antes de acostarte ponte un buen pegote de contorno de ojos, pero a pegote, sin extenderlo, evita las bolsas en los ojos, así que si toca llorar, llora tranquila

    En breve empezamos a buscar un pisito molón en zona repija para que lo hagas tuyo desde el primer día.

    Y ya. Que ánimo y a por la dichosa asignatura!!!

  3. Perdon por ser soez pero… Tu eres capaz de lo que te salga del xixi morena. Es asi de facil, asi de simple y asi de cierto.

    El estres hay mil maneras de curarlo, pero la principal es relajandose. Te lo llevo diciendo mucho tiempo… vas espitada, no te paras ni que te agarren, empieza por ahi y lo dems vendra solo.

    Una foto, una figura de porcelana, un jodio cd en la mesilla o el olor del ambientador, es tan facil como eso pequeña padawan, no hace falta mas.

    ANda que… si esto ha sio una bobeia mujer 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: