Desvaríos horarios.

Suena: Turnedo, de Iván Ferreiro.

Cita del día: el ventilador funciona con los dos interruptores

Pensamiento inconsistente: es taaaaaaaaaaan agradable ese vientecillo que proviene del techo… mmmmmmmmmm… no es aire acondicionado, pero al menos refresca un poco.

Son las cinco y cuarto de la madrugada. Llevo toda la noche en blanco porque tengo que coger un autobus. Pienso dormir en él. Hasta que llegue a casamimadre pienso viajar dormida. Y cuando al fin llegue y despierte pienso desayunar tortilla de patata rellena del BarConNombreDeMúsico, que son las mejores de la ciudad.

Hace cuatro horas estaba escribiendo una entrada sobre la felicidad, pero me he arrepentido y la he borrado. No porque no sea feliz, sino por todo lo contrario. Este año está siendo jodidamente bueno para mí. Tengo casi todo lo que puedo desear (en el sentido menos material del asunto). Me he liberado de la asignatura de mis pesadillas y he acabado el máster en una posición tan decente que es probable que me abra las puertas del mercado laboral en Madrid. Eso me hace feliz porque quiero quedarme aquí. En verano me gustaría que hiciera un poco menos de calor, pero por lo demás quiero quedarme aquí.

Quiero quedarme en Madrid porque tengo amigos, tengo posibilidades laborales, tengo posibilidades culturales, me gusta la ciudad, me gusta el ritmo de vida y me gusta la gente que he conocido aquí. No todos, evidentemente, pero sí los suficientes como para que quiera quedarme. Incluso me da un poco de pena haber terminado el máster, porque echo de menos a algunas personas con las que iba a clase. Y echo mucho de menos las cañas de los viernes. Pero era una etapa que tenía fecha de caducidad, y bueno, simplemente ha llegado la fecha.

Por otro lado tengo que seleccionar unos títulos para recoger mi premiodemaster, pero no sé por cuales decidirme, esto de buscar libros cuando tienes un presupuesto determinado en un lugar determinado es un poco extraño, es algo que no me esperaba, y ahora de repente voy a tener una ley de enjuiciamiento civil comentada, el libro de texto que nos recomendó la profesora de ejecutivo. Y sin tener que llorar por el precio. Me encanta la situación, y me siento inteligente y muy competente.

Me doy cuenta de que tengo arranques extraños de sentimientos encontrados, tan pronto me da el bajón existencial como me da el subidón del mes. ¿Tengo motivos para ambos estados de ánimo? Probablemente sí. Por un lado está la incertidumbre, por otro lado los detalles que construyen mi felicidad, tonterías como descubrir que mi ventilador funciona, o que me esté esperando en la librería el tercer libro de la saga Millenium, un abrazo de MinAmigo y descubrir que en las tres semanas que llevabamos sin vernos ha cogido colorcillo y está más guapo que con su cara de invierno, la mirada cómplice de alguien a quien quieres, compartir la alegría de un éxito, encontrar kiwis amarillos en la tienda de la esquina a pesar de que parezca increible o tomar una cerveza en una terracita al anochecer, cuando el calor empieza a remitir, y un montón más que no voy a enumerar para no eternizarme.

Son las cinco y media de la madrugada y siento que, si me paro a releer este post, probablemente acabe dormida sobre el teclado. Pero no puedo dormirme, porque tengo que coger un autobús dentro de un rato. Y no he mirado la cartelera del cine, así que no tengo ni idea de dónde quiero ir esta noche, aunque los camareros de la tabernucha de CentroComercialCutre bien merecen el esfuerzo de ingerir sus horrorosos platos con tal de echar unas risas como las de la semana pasada. Aunque quizás me gustaría estar en otro sitio. En este estado es algo sobre lo que no puedo pronunciarme. O quizás sí, ¿en Siberia qué tiempo hace en verano?

Anuncios

4 comentarios

  1. Me ha encantado este post, da un buen rollo increíble y me alegro mucho por ti. Iba a decirte que tuvieras suerte, pero prefiero darte la enhorabuena por esta estapa que estás viviendo, ojalá dure mucho y la disfrutes. Un beso!!

  2. Ja mia… lo que te gusta la mala leche 😛 (no es por nada, pero cuando uno llega a madrid nota una gran perturbacion en la fuerza…) y na, en Siberia me da a mi que no ibas a salir en minifalda ni queriendo ^^ Anda que te lo pases bien so capulla integral.

  3. Pues de eso se trata la vida no? Unas veces arriba, otras veces abajo… pero si sucede varias veces en poco tiempo puede llegar a marear! Espero que hayas podido dormir en el bus, porque según quién te toque la lado,….

  4. Las cañas de los viernes se pueden seguir repitiendo aunque no haya master, que para eso inventó Dior los teléfonos móviles. Te lo digo yo, que sigo viendo mensualmente a compañeros de curro con los que coincidí un solo año… ¡hace seis! Es cuestión de ser cansino/a…

    PD: Me alegro de que toque subidón, ahora a mantenerlo mucho tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: