Gran Torino

Suena: Gran Torino, de Clint Eastwood y Jamie Cullum

Pensamiento inconsistente: tengo sueño, un montón de sueño. Jo.

El sábado estuve viendo Gran Torino, la última película de Clint Eastwood, y dicen que la última en la que va a actuar. Que no sé si será verdad, pero que de ser así, se despide a lo grande.

Walt Kowalski acaba de enviudar. Sus hijos se pasan medio funeral de su esposa criticándole. Su nieta jugueteando con el móvil. Para colmo su barrio se ha llenado de amarillos. Él sólo quiere vivir tranquilo, sin que nadie le moleste, bebiendo cerveza y fumando durante el tiempo que le quede. Pero ni siquiera eso puede hacer. El cura está empeñado en hacerle confesarse, porque se lo prometió a su difunta esposa. Sus hijos sólo piensan en cómo librarse de él, su nieta en quedarse con su Gran Torino del 72 y su sofá “vintage” cuando se vaya a la universidad y los nietos más pequeños en fisgar todo lo que haya en su casa. Por el contrario, parece que algo pasa en casa de sus vecinos amarillos: una noche hay una gresca y una banda de amarillos se carga los enanos de jardín de Walt. Sale hecho una furia, rifle en mano, y les ordena que salgan de su jardín si no quieren que les saque a tiros él mismo. Desde entonces, Walt se convierte en una especie de héroe para el vecindario, y la película nos permite ver la evolución del personaje y cómo aprende a desenvolverse en sociedad.

La película es maravillosa. Yo siempre he odiado a Clint Eastwodd, porque cuando era pequeña, mi hermano no me dejaba ver los dibus, ponían una del oeste y quería verla siempre, aunque la hubiera visto siete veces, y como no teníamos vídeo, lo de grabar los dibus era ciencia ficción. Durante un montón de años tuve que soportar que pasaran las pelis del oeste siempre que yo quería ver algo. Y este señor, reconozcámoslo, ha sido muy prolífico y ha parido un montón de ellas. Entonces, ¿qué hacer? Rebelarme no era una opción, y no servía de nada. Ocupar la tele pequeñita en blanco y negro tampoco, porque la ocupaba mi madre. Normalmente leía o me iba a jugar a la calle, pero no había nadie, porque estaban viendo los dibus que yo no podía ver por culpa de las pelis del Clint de las pelotas.

Pero, al ver el trailer de Gran Torino, algo dentro de mí hizo click. El trailer es tan maravilloso que tenía que ver la película. Y salí de allí reconciliada con el culpable de mi patética conversación acerca de los dibus de mi infancia. La imagen del racista incurable, arisco y desagradable Walt Kowalski, con la cara y los gruñidos de perro de Clint, va evolucionando hacia un personaje fuera de lugar, que no sabe cómo comportarse ante la nueva situación de su barrio y de su vida. Recién enviudado, mientras se acostumbra a una vida que no ha conocido hasta ese momento, su vecina Sue intentará ponerle en contacto con la realidad social y hacerle evolucionar como persona.

A pesar de ser un drama, un reflejo de un montón de problemas sociales que nos acechan a la vuelta de cualquier esquina, no pude contener las carcajadas un montón de veces, sobre todo cada vez que Walt gruñía como si fuera un perro de verdad, lo que sumado a su gesto amenazador de perro a punto de lanzar un mordisco, en vez de dar la sensación de agresividad que se supone que podría dar esa imagen, me provocaba una hilaridad difícil de contener. He leído por ahí que debería avisarse antes de la película, pero yo creo que es parte de su encanto, que cosas normalmente dramáticas, o, cuando menos, preocupantes, provoquen la carcajada de la sala.

Si aún no conocéis a Walt Kowalski, deberíais aprovechar mientras aún siga en cartelera. Y digo más, id a verla en versión original, porque mi compañera de piso me ha comentado que es uno de esos rarísimos casos en los que el doblaje es una patata. Yo, por mi parte, he decidido que tengo que ver El Intercambio, anterior película de Eastwood como director, y con Angelina Jolie y John Malcovich como pesos pesados en la interpretación.

Señor Eastwood, ¿realmente tenía que esperar tanto para hacer Gran Torino? Ahora tendré que empezar a visionar sus películas anteriores para decidir si le odio o le amo profundamente.

Anuncios

11 comentarios

  1. Si es Clint Eastwood en estado puro habrá que verla. ¡Gracias por la review!

  2. Todavía no la he visto, pero la tengo en la lista de pendientes…”El intercambio” es bastante recomendable…mañana más!!!

  3. La película está bien. Aunque Eastwood no actúe bien en ella (si esas caras de perro te daban risa es porque son ridículas), y la forma en la que sigue el Método Clásico de Manual de hacer cine sea demasiado evidente. Aun así mejor que la mayoría de bazofia que echan en el cine.

  4. Timeless Chart hay que verla. Gracias a ti por la visita 🙂

    Bich sí!! mañana más!! qué ganas!! 🙂

    Lanarch pues a mí me encantó. Y los gruñidos de perro… juas! es que no podía contener la risa xD me recordaban a la cara que ponía mi abuelita cuando yo era pequeña y la puteaba xD

  5. No se de que te extrañas, Sin Perdon, Los puentes de Madison, Milion Dollar Baby, Space Cowboys… Mistyc River, Cartas desde Iwo Jima, las banderas de nuestros padres, Bird… Osea, este tio es un crack de los pies a la cabeza. Y dios bendiga ese manula de hacer cine, a ver si se lo pasa a alguno… porque este es de los pocos que sabes que te va a gustar la peli salga el sol por donde salga.

  6. estoy de acuerdo con C.
    personalmente no me pierdo ninguna desde que descubrí que, además de actor, era guionista, director y músico…y además flipaba con el jazz como yo… y todo eso lo descubrí viendo
    “Bird” (Bird / El saxofonista), una peli de 1988 donde narra la vida de Charlie Parker.

    permíteme que te recomiende alguna que otra más:
    1976: The outlaw Josey Wales (El fugitivo Josey Wales, El fuera de la ley).
    1985: Pale Rider (El jinete pálido).
    1993: A Perfect World (Un mundo perfecto).
    1997: Absolute Power (Poder absoluto).
    1997: Midnight in the Garden of Good and Evil (Medianoche en el jardín del bien y del mal).

    todas son imprescindibles, of course…
    besines

    p.s. la banda sonora de “gran torino” la ha compuesto él…

  7. C. nada del oeste, porfaplís XD que me acuerdo de cuando era enana.

    Winagreta ¿medianoche en el jardín del bien y del mal es suya? a esa la tengo un montón de ganas. Tomo nota de tus recomendaciones ^^ qué buen fichaje!!

    Besines a los dos

  8. Medianoche en el jardín del bien y del mal: obra maestra absoluta.

  9. Lanarch, ¿me llevas a verla? xD el título me dice que es una de esas pelis que quiero ver. Pero necesito un incentivo, me pasa como con fargo, que la he empezado unas cuantas veces y no hay manera de acabarla.

  10. Me temo que hace ya mucho que no la ponen salvo en el canal emule. Yo fui a verla sin saber de qué iba (manera de ir al cine que te depara bodrios y wonderfulosos descubrimientos sin fin), y hale, encantáo.

    Ahora que lo pienso, ni siquiera estoy seguro de que supiera que era de Eastwood.

  11. A ver por partes, del oeste solo te puse “sin perdon” y di lo que quieras, pero es el ultimo gran western decente que se ha hecho 😛

    Yo de ti me miraba Space Cowboys, o como unos “veterenaos” se cechondean de la generacion JASP (y de todo lo que se les ponga por delante) sencillamente genial, son la bomba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: