Odio, ira y cintas de vídeo.

Suena: Aquí no hay playa, de Los Refrescos.

Cita del día: jooooooooooo, hace calor

Pensamiento inconsistente: ¿es posible deshidratarse por sudoración?

Muero de calor. Odio el clima de Madrid. Esto no puede ser sano. En Burgos hace primavera en primavera y agosto en agosto, en Madrid hace agosto desde mayo hasta septiembre. Odio este maldito clima. Tengo calor. He salido de la ducha sudando casi tanto como cuando he entrado a la ducha.

Lo peor es tener que salir de casa para lo que sea, el sol cae encima de una como si realmente pesara. Que no me vengan los listos con que las particulas de luz pesan, que sí, que ya lo sé, pero creo que no nos referimos a lo mismo, salgo de casa y siento como si me cayera una losa de calor de doscientas o trescientas toneladas encima de la cabeza. Hace muchísimo calor. No puede ser bueno.

Además no sé qué demonios pasa en esta casa, pero el aislamiento es patético. En invierno una se jode de frío porque el calorcillo de la calefacción (cuando se enciende y tal) se va de paseo a la calle, y en verano no para de entrar un calor infernal. Vivo al borde de la deshidratación. Y no sólo eso, pero hay ciertas cosas que una señorita no debe contar bajo ningún concepto ni circunstancia. Ea.

Este calor me está poniendo de mal humor por momentos. Pensaba que hoy empezaría mi felicidad completa, por aquello de haber terminado el puto cuaderno particional de notarial, que me ha costado un triunfo y varios dolores de todo tipo, pero no. Lo mismo es porque aún no lo tengo aquí conmigo fisicamente sino sólo en .doc, pero siento como si estuviera sin rematar, a pesar de que lo rematé ayer poco antes de empezar a arreglarme para salir pitando a cenar fuera.

Otra cosa que me da un montón de rabia es que las cosas que quiero hacer nunca están disponibles en el momento en el que las quiero hacer, y como buena muestra tenemos un espectáculo de impro que se supone que voy a ir a ver el sábado con MinAmigoGuapoGuapísimo, pero oh lamentos, no hay este sábado. ¿Qué hago con mi vida? Porque las opciones son claras: me jodo y espero a volver de Burgos en junio o bien busco entradas directamente en la web del teatro sin descuentos o bien nos vamos a otro espectáculo de impro diferente.

A veces me sale una vena gafapasta (no os engañéis, tengo una gafas de pasta negra medio cuadradas con las aristas redondeadas y una moleskine, una lo lleva en la sangre, pero intento disimular) que me empuja a querer irme al teatro, a ver museos y a pasear por zonas con estatuas o edificios importantes/imponentes. Incluso a veces me resulto pedante cuando pienso. Tengo mucha suerte, porque suelo reprimir los comentarios que suenan pedantes dentro de mi cabeza, así que no se me nota mucho, pero creo que es deformación profesional, en la facultad siempre se han esforzado especialmente en que hablemos mucho sin decir nada.

Total, que entre el calor, la mierda de programación teatral de Madrid (que no es nada mala, pero me pilla fatal este fin de semana, así que aceptamos mierda de programación teatral y vía) los deberes del puto maravilloso máster, la tipa del gimnasio que me maltrata bastante y me devuelve a casa hecha una pequeña piltrafilla y esa cosa de la que las damas no hablan, estoy que necesito una jornada intensiva de mimos y besitos y cariños con el aire acondicionado a tope. En momentos como éste envidio a las parejas empalagosas que veo por la calle y que me imagino cuando no las veo, porque además parece que me va un poco el sado. Tendré que seguir trabajando en ello. O no. Ya veremos. Voy a beberme dos litros de agua con hielos a ver si disminuye la sensación de asfixia.

Anuncios

4 comentarios

  1. Pues discrepo. Amo el calor y el verano. Y como estoy en plan comentarios cortos, ya.

  2. en madrid hace mucho calor, pero en barcelona tenemos una humerdad q vas todo el dia pegajosa… por suerte aun no ha llegado eso

  3. Y dices que hora hace calor… madre mia virgen del amor hermoso… tu en agosto vas a flipar en colores… Sobre todo cuando sople del sur, ese si que jode 😛

  4. En Granada pasa igual. Hace dos semanas hacía frío polar, y anteayer ya alcanzamos los 38 grados. Con esto del cambio cismático nos hemos cargado el entretiempo: Pase de invierno glacial a verano sahariano en sólo diez cómodos días. Agfs.

    Y Bichejo, yo cada vez odio más el calor. Me aplatana, me amuerma y me impide hacer de nada. Contrimás mayor me hago, más prefiero el invierno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: