La compra semanal o mi pequeño infierno.

Suena: Bailaré sobre tu tumba, de Siniestro Total.

Cita del día: tendré que buscarme una amiga nueva…

Pensamiento inconsistente: ayyyyyyy, hombres.

Hoy tocaba ordenar el frigorífico y hacer la compra de la semana. Bueno, o algo así.

Odio tanto el supermercado de mi barrio que últimamente voy al supermercado del corte inglés. Aunque sea un poco estafa. Pero es que el de al lado de mi casa es demasiado desagradable. Las cobradoras son gilipollas. Completamente gilipollas. Y tienen el pavo pelín subido.

Normalmente te miran mal si les pides una bolsa, es más, te miran mal si gastas menos de veinte euros y necesitas más de media bolsa para meter la compra. La última fue la que me dijo que ya no podían dar bolsas, sólo por número de productos, con lo que me vi forzada a traer a casa los productos de limpieza pegados a la fruta. Nunca más. ¿Es que nadie les ha dicho que es antihigiénico total que los productos tóxicos toquen a los alimentarios? Parece ser que no.

Además es un super pequeñito, bastante cutrón, y con un genero de calidad… dejémoslo en dudosa. Vamos, que no mola hacer la compra ahí. Por suerte tengo un mercado de abastos en la calle de atrás del cutremercado en sí, por lo que, desde aquella, la fruta y las verduras y la carne y el pescado intento comprarlos ahí. Mucho más fresco, notablemente más barato, aunque parezca una paradoja, y sin mezclar con lejías ni lavavajillas.

La cuestión es que hoy me he acercado a comprar lo que no he comprado en el corte inglés. Esto es, unas cervezas, que nunca están de más en el frigorífico, una botella de agua, otra de aceite, cuatro yogures de melocotón, un kilo de sal iodada, seis latitas de atún marca blanca y pechuga de pavo. La tía me iba metiendo los artículos en bolsas según le salía del mismísimo potorro cuando las pasaba por el lector. Así he acabado con dos bolsas: una que contenía las seis cervezas, la botella de agua, la botella de aceite y el kilo de sal, y la otra que contenía el atun, los yogures y la pechuga de pavo. Ole los ovarios de la cobradora. Y claro, como había un montón de cola, no he tenido ni la opción de cambiar la compra de bolsas para reordenarla. Es lo que hay, menos mal que queda cerca de casa.

Mi animadversión ha crecido tres enteros, porque de paso no me ha dejado usar la tarjeta de fidelización, porque como delante mío ha venido una señora a quejarse de que le había cobrado mal esa misma dependienta, pues ha decidido enfadarse y no respirar. Chúpate esa. Que a mí me da igual, para diez miserables puntos que me van a dar no me importa que se le olvide, pero que me meta los artículos en las bolsas a mala hostia no, lo siento pero no.

He decidido que voy a boicotear a pequeña escala ese supermercado. Que se olviden de volver a ver una miserable moneda saliendo de mi bolsillo, porque pienso pagarlo todo con tarjeta de crédito. Hasta el pan el día que compre. A ver si consigo que no me quieran cobrar con tarjeta, que no pone avisos de compra mínima, y tengo excusa para pedir la hoja de reclamaciones.

Si yo fuera la encargada del establecimiento, hubiera renovado toda la plantilla y no sólo a las menos guapas. Porque esa es otra, las más feitas a la par que eficientes han ido desapareciendo una por una, y en su lugar han quedado las monas de zoo, porque todo lo que tienen de monas lo tienen de tontas. Pero tontas de capirote.

Y este ha sido mi ofuscamiento de hoy. Menos mal que iba a ser un día relajado, cagontó.

Anuncios

10 comentarios

  1. Madre del cordero. Leyéndote siempre me doy cuenta de la poca importancia que le doy a taaaaaantas cosas… Yo soy de las que meten la lejía con los yogures y los huevos, pero es que ni me paro a pensarlo.
    No creo que las cajeras hagan esto a mala baba, simplemente lo hacen a prisa, mecánicamente y sin pensar. Con esto no quiero decir que no haya mucha incompetencia, porque sí, hay mucha lerda en esos sitios.

    Take it easy, mujer! 😉

  2. Ah, pero además de cerveza se venden otros productos en los super?????….

    En cuanto a las cajeras, lo mejor Min es ganarte a una a toda costa, elige bien, una vez que la tienes en el bote conseguirás que te abra las bolsas y no te tires una hora chupandote los dedos para intentar abrirlas, que no te arroje los huevos como una lanzadora de martillo de la antigua RDA, y el colmo de los colmos, que te sonria incluso al darte el cambio…

    C.M, frente a la crisis de sonrisas

  3. A mí lo que me jode (y estaba pensando en escribir al respecto), son las dependientas que te pasan todo por la máquina y se cruzan de brazos sin meter las cosas en la bolsa. Brrrrrrrrrr… Escribiré al respecto, ya me has despertado a la bestia.

  4. Amssss, yo no es por nada, pero dile al supervisor de cajeras que les dejen tomarse su trabajo “en serio”, veras lo que tarda el macho en señalarte la cola y decir “eso si que es un asunto serio”.

    Por otro, no te pases, en este mundo todo dios tiene derecho a cabrearse y eso conlleva efectos colaterales ¿o no?… 😛

    No te cabrees tanto mujer, y por cierto ¿has llegado a pensar que las chicas competentes se fueron de alli porque les salio algo mejor? No todo en este mundo son despidos (al menos no antes de la cr**is -me niego a seguir pronunciando esa palabra-) y no es que cobren bien en esos sitios (a todos nos gusta comprar barato sin saber a costa de que)

    C Maltes: Cuenta la leyenda que tambien venden Jack Danields ^^

    Pd: Cagon la, traigo el pan al lao de la colonia. Bueno esta, lo que no mata engorda ^^

  5. Aliena pues a mí me lo dijo una amiga que tenía una tienda de chuches, y que antes había trabajado en un super, prohibido meter en la misma bolsa productos alimentarios y de droguería, porque si el de droguería se ha ido o tiene restos de uno desparramao te puede contaminar la comida y a nadie le gusta vivir en el Roca un par de días enteros. Un besito para ti.

    C. Maltés es que eres demasiado encantador, seguro que tienes una sonrisa que derrite a las cajeras, pero es que en mi super no hay cajeros, así que no tengo a quien derretir 😛 además no me dan cambios, me los lanzan, al menos los huevos no me los rompen en sentido literal, porque en el figurado ya hasta me han crecido para cuando voy a la compra xD Muá!

    Inner prefiero que se crucen de brazos a que me miren fatal y refunfuñen porque tienen que meter las cosas en las bolsas, ¿quién les ha mandado? ¿les agobia la cola? pues nada, que se jodan, total, es su trabajo, yo también tengo que joderme cuando me viene una clienta plasta a reclamar algo que no tiene sentido sólo porque le tocó el juez borracho y le concedió una serie de derechos que son a todas luces excesivos. Otro besito para ti.

    C. Güisqui? puaj! y la cerveza porque si viene alguien a casa eso de ofrecer agua queda un poco feo xD Y sí, asunto serio es que en un supermercado haya cinco cajas de las cuales cuatro vacías. Y sí, claro, los efectos colaterales de mis seis meses comprando mientras aguanto caras largas son tarjeta de crédito hasta para comprar el pan. Yo no comería pan con sabor a barón dandi xD ahora que tu mismo 😛 (estoy pensandome si darte un besito o una colleja… :P)

  6. me has causado un estrés insuperable…y yo ya estaba saliendo del mío!! mala!!!

  7. Pues yo lo tengo claro, soy mucho más radical que Min. Si me hacen eso en un supermercado, ni con tarjeta de crédito ni leches. Me voy a comprar a otro. Si todos hiciéramos lo mismo cada vez que nos maltratan en algún negocio, pronto cambiarían muchos hábitos.

    Decir por cierto que las cajeras del supermercado/semi-gran superficie de Vandalia donde yo compro habitualmente son encantadoras, por suerte. Y NUNCA mezclan productos de limpieza con alimentación. Es más, cierta vez que yo lo hice por despiste, la cajera paró de hacer la cuenta y me redistribuyó las bolsas antes de que me fuera. Y había cola detrás. Al final, todo se reduce a lo mismo: profesionalidad y gusto por el trabajo bien hecho, sea éste el que fuere.

  8. Bich eres una exagerada xD

    Er-Murazor dí que sí, pero es que yo además de borde soy vaga y no me mola la idea de irme a otro barrio a hacer la compra, así que como mucho al corte inglés al super y sólo para cosas que no pesan xD Otro como CM que tiene a las cajeras en el bolsillo, voy a necesitar lecciones! xD

  9. La verdad es que el Corte Inglés creo que es de las cosas más caras que te puedes encontrar. Ya es caro comprar en sitios que no sean Día, como para meterse en el corte inglés. Ole!
    http://www.plaf.com/encuesta/Hogar/Compra-semanal/ver-datos.html

  10. Cesar no si compras aliada, que tiene, por ejemplo, las pastillas para el lavavajillas más baratas que las marcas blancas del Día. Además hay cosas por las que prefiero pagar más, léase melocotones que me duran una semana en el frigo como el primer día y no como los de otras grandes superficies, que lo que te has ahorrado al comprarlos son lo que va al cubo de la basura en dos días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: