Yo me quedo en Madrid

Suena: Yo me bajo en Atocha, de Joaquín Sabina.

Cita del día: vamos a las barquitas, vamos a las barquitas!!

Pensamiento inconsistente: me lo pasé estupendamente bien. Y tengo ganas de volver a pegarme otro paseo así, pero con alguien que sí sepa lo que son las cosas, para que me lo cuente.

Como os decía, tenía pendiente un post sobre el uno de mayo en Madrid.

Vinieron dos amigos a buscarme, y ya que estaban aquí, les enseñé la ciudad. Dejamos el coche con mis trastos para llevar en el párking de Plaza de España. Como no podía ser de otra manera les llevé al superchino auténtico que hay en los bajos a comprar cosas de ensaladas chinas, y fliparon, como tampoco podía ser de otra manera.

Luego comimos en el Wok que hay justo en una esquina, pegado al Starbucks. Y ahí comenzó el paseo. Subimos por Gran Vía hasta Callao, les enseñé los cines Capitol, que no tenían alfombra roja ni de ningún color. Bajamos por preciados hasta Sol. Visita y saludín al oso, que E. está convencida de que es osa. S. no opina al respecto, porque yo digo que es oso y punto.Como estaba toda la plaza cerrada, entre las obras y las celebraciones del dos de mayo, tuvimos que rodear, ofrecí entrar en la mallorquina a comprar violetas, pero la idea no fue nada bien acogida, así que fuimos a ver si se podía ver algo del kilómetro cero. Poca historia, la verdad, apenas un reborde que sobresalía del pifostio que tenían alli montado. Había japoneses con mascarillas. Acojonada me quedé. Hay muchos exagerados en la viña del señor.

Nos metimos al metro en Sol, aunque deberíamos haber seguido de paseo hasta el retiro y haber hecho la vuelta en metro directamente, pero no quería agotarles, así que nos fuimos hasta el parque en metro. Salimos directamente al parque, en el que yo aún no había estado. Sacrilegio, lo sé, prometo ir más a menudo, me encantó, es tan bonito que dan ganas de quedarse allí para siempre. Dimos un paseo en el barco solar. Pasé miedo. No voy a explicar más en público, lo siento. El paseo fue bonito, y lo que se ve en la foto lo que más me gustó, las imágenes de las fuentes me encantaron, es realmente bonito.

Había un par de policías montados, con unos caballos super bonitos, uno marrón y otro blanco. Fueron a desalojar a un vagabundo que estaba allí dormido, maleta incluida, increible, y se bajó el del caballo marrón, nos quedamos un poco atontados mirando a los caballos, porque eran jodidamente bonitos, y el marrón listísimo. Bajaba la cabeza discretamente y se comía los setos con un arte que me hizo llorar de la risa, el policía que estaba montado en el caballo blanco y sujetando las riendas del marrón le regañaba, pero no había manera, el jodido caballo mordía el seto y se quedaba quieto para que no le pillaran, luego ya masticaba el botín y mordía de nuevo. Y claro, cuanto más disimulaba, más risa me daba, y el poli le pillaba, pobrecito caballo, abroncao y alejao del seto por mi culpa, pero es que no podía. Llegó un momento en el que me tuve que quitar las gafas de sol para secarme las lágrimas, porque me empezaban a escurrir por la cara y tampoco era cuestión. E. sigue pensando que el caballo blanco era más bonito, pero el marrón era el más guapo, y además listo como un roboc.

Del retiro nos fuimos de paseo, salimos a los Jerónimos, que E. y S. querían verlo porque es donde se casan los famosos. Me encanta esa calle para vivir (Lagasca, digo). Nos encontramos con una chica de al lado de casa de mi madre, y fue una situación bastante peculiar, porque no esperaba encontrarme a nadie de allí en Madrid un viernes de puente y menos enseñando la ciudad resacosa. Fue bastante raro, pero el mundo es como un pañuelo y está repleto de mocos. Seguimos caminando hacia la Puerta de Alcalá, que les decepcionó, sobre todo a E. que ha estado en París y no paraba de repetir que allí se puede ir a ver el arco del triunfo por un subterráneo y blablabla. Pues aquí no. Ea!

Nos metimos para Serrano, porque me confundí, que no estoy acostumbrada a entrar por esas calles fisnas de Dios. Pero enseguida volvimos a Alcalá y seguimos caminito hacia Cibeles. Yo les había advertido de que en la tele se ve mucho más grandiosa y tales, pero pensaban que exageraba… hasta que la vieron. Que es bonita, bonita, y la plaza tiene mucho encanto, además había feria del libro viejo y nos quedamos echando un vistazo. Fui buena y me contuve. S. fue malo y se compró dos libros. Pero eran baratísimos, así que le perdonamos.

De Cibeles subimos a Sevilla, quería llevarles al Starbucks que hay en la esquinita de la calle que va para Gran Via, pero estaba hiperlleno, así que desandamos un cacho de camino y cogimos el bus al principio de Gran Vía. E. tiene un cuentapasos chungo en su móvil rosa, y claro, obviamente comprobamos lo que habíamos andado, más de seis kilómetros, nos quedamos flipando, porque ni nos enteramos, pero se notó, porque cuando entramos a tomar un refresco antes de salir para “casa-mi-madre” caímos como troncos en las sillas.

En el viaje de vuelta también lloré de risa dos veces… pero creo que eso da de sobra para otra entrada, porque esta ya es suficientemente larga 🙂

Anuncios

4 comentarios

  1. ….un momento Min, ¿que pasaste miedo en el barco solar del estanque del retiro?… esto debe analizarse con minuciosidad. EL paseo estupendo, lo he disfrutado.

  2. Qué es esto del barco solar? yo sólo conocía las barquitas de remos. Claro que hace como 5 años que no piso el Retiro…

    El Km 0 es una atracción turística de nivel mundial. Dicen que justo en ese punto fue donde se produjo el Big Bang!

  3. Pasé miedo. Cuando quieras lo analizamos con minuciosidad. Gracias, me alegra saber que, a pesar de llevar sólo desde octubre en Madrid, soy una buena guía que casi no se pierde xD

    Oraculador pues mi amiga E. te dirá que es un barquito que se mueve por energía solar, con el techo de placas y un motor que no hace ruido ni nada y que es molón, que apenas notas que estás en el agua. Yo te diré que es un invento de satán para asustarme y que debe colocarse detrás de las atracciones, las arañas y las barquitas de remos XD Lo del Km 0… todo dios queda ahí, con lo fácil que es quedar en el oso que al menos puedes rodearlo xD además es una gilimemez, pero es que somos así de simples xD

  4. El oso es una osa, de toda la vida

    Quédate en Madrid, que es lo más mejor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: