Popurrí

Suena: después, de Bebe y los Delinqüentes.

Cita del día: ara’voy

Pensamiento inconsistente: no debo quedarme en la escuela hasta las cuatro y media, no tiene sentido, y punto.

Ayer fue un día raro. Tuve un miniexamen de expropiación forzosa que tenía más trampas que preguntas. Como en el máster me he vuelto una empollona de mierda las sabía todas, con lo que me salió bastante decente, espero que para muy buena nota, pero ya veremos. Por otro lado odio los ejercicios de presencia, porque tengo que ir a la escuela cargada de cienes y cienes de cosas: códigos que parecen ladrillos de plomo, apuntes de clase, fotocopias, casos prácticos, casos prácticos corregidos y un laaaargo etcétera. Menos mal que son pocos y cobardes, y espero que el de tributario no decida hacer otro, porque el código de leyes tributarias también se puede vender al peso. Señor que pesadilla.

Después y como compensación tuvimos clase con mi segundo profesor favorito. Explicó el monitorio en media hora, y yo, como siempre, tuve que hacer esfuerzos para centrarme en la clase. Ay, señor, que hombre. Que saber estar, que pijerío y qué sexapeal desprende, además últimamente tiene el guapo subido el hombre. Tengo un compañero que cree que su despacho debe oler a cerrado, a rancio abolengo xD pero yo estoy convencida de que trabaja en un espacio diáfano, minimalista y muy muy luminoso, aunque a veces se vista como el culo. Otro de mis compañeros opina que se me nota la debilidad, pero eso tampoco necesito que me lo cuenten, porque ya lo sé, es que es mucho hombre, y eso que debe superar con creces los cuarenta, pero sospecho que está mejor ahora que hace diez años. Definitivamente voy a intentar entrar a trabajar a su despacho, aunque sé que no lo voy a conseguir, pero es que sabe mucho y tiene mucha labia, estoy segura de que con él se aprende un montón. Y también estoy segura de que tiene cientos de alumnas que piensan exactamente igual que yo xD

Para colmo, terminamos la mañana de cañas, en la irlandesa de al lado de clase, que mola un huevo. Y como estábamos a gustito nos hemos quedado a comer. ¿Quién me manda a mí quedarme a comer en la cafetería teniendo cosas a punto de caducar en mi nevera? Pues yo, que soy tonta y tenía ganas de hablar. No, hablar no, pensar no, estudiar sí. Voy a grabármelo en el iPod para ver si se me mete en la cabeza de una buena vez. Al menos tengo solucionado el problema del trabajo. Quiero decir, de la entrevista de la semana pasada. Menos da una piedra.

Por otro lado mi casa es un desastre. Ahora resulta que la puerta de la calle, que es de hierro o algo así, de esas chungas de garage, se atasca, porque con el calor se dilata, y que en Madrid tenemos agosto a partir de mayo, cosa que yo desconocía por completo, porque sí sabía de los calores veraniegos, pero coño, no sabía que empezaban tan pronto.

Estoy un poco cansada de los malos humos que hay por aquí, y es que las puertas tienen demasiadas ranuras o lo que sea por donde se meten los olores, y yo he sido fumadora compulsiva, pero no me gusta que mi ropa huela a tabaco, y no me gusta que mi pelo huela a tabaco, y no me gusta que al entrar a mi habitación me ataque una vaharada de olor a tabaco. Hace muchos años ya que dejé de fumar, de hecho hace tantos años que dejé de fumar como años de fumadora viví. Seis y medio aproximadamente. Pero ahora resulta que mi casa huele a tabaco. Veamos, ahora no, porque esto viene de lejos, desde que me mudé, que uno de mis compañeros pasaba por un pésimo momento personal, ¿y qué hizo? pues está claro, volver a fumar. Como si un cigarrillo fuera a arreglar el mundo y acabar con el hambre y las guerras.

En realidad es por quejarme de algo, porque no tengo mucho tiempo libre ni siquiera para darme cuenta. Entre el máster y empollar voy aviada, y encima tengo que pasar de vez en cuando por la magnífica oficina que ni me da las gracias por currarme sus demandas. Lo jodido es que se me da bien. Soy buena en la redacción de hechos. Los fundamentos son de formulario y no tienen mayor complicación, pero los hechos se me dan de miedo. Así que en vez de derivar los casos de responsabilidad civil a otro despacho me los encasquetan a mí. Y me gusta que confien en mí, pero me gustaría mucho más si tuviera unas expectativas de futuro y no tuviera que volverme loca pensando en que se me acaba la vida en Madrid, porque si antes quería quedarme, ahora sigo queriendo quedarme, y además con más ganas, porque veo más posibilidades de todo tipo, porque la ciudad me encanta, y porque no quiero irme sin conocerla bien. Aunque nadie lo diría, porque en el puente de San Isidro vuelvo a emigrar a casa de mis amados progenitores.

Tengo pendiente una entrada sobre la caminata que nos pegamos el primero de mayo, que por otro lado, fue uno de los detonantes de mi pataleta “joooo que me quiero quedar a vivir en Madriiiiiiid, que quiero que me salga curroooooo que me gustaaaaaaa” porque patear más de seis kilómetros en menos de tres horas y además hacerlo sin darte cuenta es algo que sólo puedes hacer en Madrid (en parte porque casi cualquier otra ciudad se hubiera terminado, sin ir más lejos, si yo intento hacer eso en mi pueblo tengo que atravesarlo seis veces mínimo xD) pero eso será en otro momento.

Vale, confieso por si alguien ve tiempos verbales descolocados, la entrada está programada, porque hoy, fecha de publicación, me toca ir a los juzgados de familia a ver procedimientos crueles y dolorosos de separaciones, divorcios y nulidades matrimoniales y cosas feas y chungas de esas, y claro, tengo que salir de casa a las ocho y media para que me de tiempo a llegar, porque tengo que estar allí antes de las nueve y media y tengo un ratito desde mi casa, con lo que he dejado todo apañao para que salte, de todas maneras está apañao para que salte antes de que me vaya, así que si funciona mal el programador lo publicaré yo. Anyway, esto tampoco es relevante, así que s’acabó. Espero que no nos toque ningún asunto muy chungo… y que nos dejen entrar xD porque teníamos que hacer grupos de siete y creo que en el mío ya vamos nueve. Seguiremos informando.

Anuncios

4 comentarios

  1. Quédate en Madrid, que te voy a buscar un piso súperchulo!!!

  2. Eso quiero, pequeña, pero tienen que salirme las cosas, porque cada día tengo más y más ganas de quedarme! Bichín eres la más mejor y te quiero una jartá! Que lo sepas.

  3. Por partes… Si a la temperatura madrileña actual la llamas “agosto” en el susodicho mes te vas a enterar de lo que vale un peine… (los del norte le llamais calor a cualquier cosa).

    Por otro… Tal vez el humo del tabaco no arregle el mundo, pero en ese humo se suelen encontrar las soluciones, solo has de mirarlo con atencion 😛

    Pa finalizar… Hija mia calmate por dios, que vas como lorenzo, a toa hostia y sin control… tu acaba el master primero y busca curro despues cojon de obispo, que, como dice un amigo mio “o follamos o barremos, pero barrer follando te llenas to de mierda”… Date un plazo razonable para volver a casa y prou… So bruta 😛

  4. Es que me siento malamente por no encontrar nada ayer, aunque yo que sé, lo mismo le digo a mi padre que me consienta hasta octubre y si para entonces no he encontrado nada ya me vuelvo y eso :$

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: