Reseña: Confesiones de una compradora compulsiva

Suena: El secreto de las tortugas, de Maldita Nerea.

Pensamiento inconsistente: yo tampoco necesitaba otros zapatos, ni otro camisón, ni más bragas de microfibra… pero no voy a ir a devolverlo, ¿no?

Ayer estuve viendo Confesiones de una compradora compulsiva. Me he leído los tres primeros libros de Loca por las compras, protagonizados por Becky Bloomwood, así que ardía en ganas de ver qué habían hecho con las novelas. Esta película es un batido de los dos primeros.

Debo reconocer que me gustó, que me reí, que se me hizo corta y que  es entretenida. Pero ya.

Lo cierto es que Suze no es la misma persona en el libro y en la película. Y Becky tampoco. Becky en mi mente era más mujer, no una postadolescente locuela, sino una mujer hecha y derecha incapaz de controlar sus gastos. Claro que la Becky que yo conozco vive en Londres antes de mudarse a Nueva York. Además la Becky que yo conozco ya sabe quién es y de dónde viene Luke.

El momento del baile del abanico es realmente divertido. Es un puntazo. Pero es que Luke tampoco es Luke. Haberme imaginado a los personajes desluce bastante la película, porque no son como yo me los esperaba, Luke es demasiado niñita, creo que la parte “demasiado niñita” es la más recurrente de la película.

Si sólo vais chicas os vais a reir de vosotras mismas (sobre todo si vais después de una tarde de compras… aunque a lo mejor también os dais un par de cabezazos contra la pared) pero si llevais a chicos… gran riesgo de que os obligue a ver después alguna película de acción donde el único protagonista sea el director de efectos especiales… y os lo mereceríais. Por suerte, mi amiga E. y yo llevamos a S. (más bien él nos llevó a nosotras) que además de ser la inicial de su nombre debería ser la inicial de su nuevo apodo, SantoVarón, porque tiene una paciencia que no es ni medio normal. Y ni siquiera rechistó una vez, y eso que estabamos los tres solos en el cine.

La canción la descubrí ayer, y al grupo, volviendo a casa en el cocherito lere. Me encantó, me enganchó y llevo un buen rato dandole al play incesantemente. Espero que os guste.

Anuncios

7 comentarios

  1. Tía, esta peli no merece una reseña, jajaja

    Se deja ver y poco más…para adaptaciones “de chicas” me quedo con Bridget Jones que por lo menos salen Colin y Hugh (al que te recuerdo que me crucé en Londres, con la misma pinta que en las pelis: traje oscuro, camisa blanca sin corbata, medio despeinado..ñam!!)

    Pues eso, que volviendo a la peli, tiene un par de momentos tronchantes, pero por lo demás es bastante flojita…de todas formas no me hagas mucho caso, que ya estoy con el malhumor del domingo por la tarde

  2. Oh, dios. Me niego a ver esa peli, lo siento.
    Yo no soy muy de comentar (llevo siguiendo tu blog un tiempo y aún no te he escrito), pero hoy tengo que hacerlo porque me da rabia ver los clichés de siempre. Que si sólo chicas, que si las compras, que si chicos=pelis de acción… blablablá…
    Pues yo ODIO ir de compras, así como odio muchas otras cosas “de chicas”. Quizá soy sólo una excepción y una rarita, pero me da rabia XD
    Algún día escribiré algo sobre mi condición ainticlichista XD. Y eso que al empezar el blog me prometí no escribir cosas personales, pero me doy cuenta de que es lo único que le gusta leer a la gente (y casi lo que más me gusta escribir a mí, ciertamente).

    Un saludo :*

  3. Bichejo te odio. Deberías haber dicho que Hugh parece un drogadicto peligroso o algo 😦 ahora moriré verde.

    Aliena 🙂 gracias por comentar, eso me recuerda que tengo que enlazarte 😛 Sé que los clichés no molan, y que a algún chico le gustará la peli, lo mismo que a mí me encantan las de super héroes, pero creo que serán excepción excepcional 😛 anyway, bienvenida ^^

  4. Qué mala es la envidia!!!

  5. a mi este tipo de pelis no me llaman…

  6. Ay, Min, qué vicio con la canción, cómo me gusta…gracias por descubrirméla, y por la terapia!!!

  7. Bichejo lo reconozco, envidia de la verde además! Me alegro de que te haya gustado la canción 🙂

    Una más a mí me encantan, para echar un rato divertido y no pensar en nada (salvo en “tengo tres bragas y un camisón que no necesito recién comprados en el coche… quizás debería hacérmelo mirar”)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: