Waiting to exhale

Suena: Where the wild roses grow, de Nick Cave & Kylie Minouge

Cita del día: Gracias pequeño ser adorable.

Pensamiento inconsistente: Cada día me parezco más a Anibal Lecter, sólo que yo devoro mi propio cerebro a base de darle vueltas a las cosas.

La cita del día ha sustituido al estado de ánimo, y la verdad es que me gusta la idea. Todo el mundo piensa que las Barbis son tontas. Es más, muchísimas lo son. Pero no es el caso de la nuestra, que es más lista que el hambre. Y además ella es, además de un pequeño ser adorable, un pequeño ser agradecido. No la pongo porque me llame cosas bonitas (aunque indiscutiblemente raras) sino por el ataque de risa que me dió cuando me lo llamó. Nunca nadie me había llamado pequeño ser + algo agradable. O bueno, quizás Jez, la mujer de los pequeños nombres inventados.

En otro orden de cosas, que se supone que la cita no hay que explicarla (o sí? Barbi ven a iluminarme!), empiezo a estar nerviosa por el fin de semana. Tengo tantísimas cosas que preparar y tan poco tiempo para ello! Y necesito un montón de datos! Me dan ganas de correr en círculos agitando los brazos cual pollo que piensa que se le cae el cielo encima. Pero el cielo entero. Una de las decisiones más importantes, a la par que más difíciles es… ¿qué perfume voy a llevar? ¿soy fiel a mi perfume fetiche? ¿me llevo mi regalo de cumpleaños? (Las otras no dependen tanto de mí como de si hay algún alérgico a algo en la sala y esas cosas). Espero que realmente me sirva para desconectar y cuando me suba al autobús se alejen de mí los problemas absurdos y asquerositos que me atormentan estos días.

Anoche a eso de las once se me cerraban los ojillos. Está pasando. Mi cuerpo se niega a mantenerse más tiempo despierto y rindiendo. Llevo una semana realmente complicada y saturada de trabajo. Ayer casi me pongo a correr en círculos agitando los brazos alrededor de mi profesor de procesal civil declarativo porque había pedido el aseguramiento de una prueba en el caso práctico y mis compañeros me estuvieron rallando porque eso no se podía hacer. Ni os imagináis lo tranquila que me quedé cuando me dijo “me parece muy bien” mientras me daba un par de palmaditas en el brazo. No estoy muy segura, pero tengo la sensación de que es algo que no ha pedido mucha gente, y eso me satisface: después de doce horas delante de una pantalla tecleando, redactando, reescribiendo, modificando, dandole vueltas de todas las maneras que se me ocurren, masticando los hechos para que no haya por donde desmontarme la prueba, aún me queda una neurona rebelde y japonesa que sigue trabajando para que su dueña no parezca una completa subnormal.

La parte buena es que, del trabajo que me queda, una medida cautelar es bastante sencilla de pedir, las conciliaciones y demandas de despidos es algo que veo y redacto y calculo a diario en el trabajo (mi jefe es especialista en derecho del trabajo y la seguridad social) y la demanda ejecutiva es algo realmente sencillo de plantear (y mi compañera se encarga de los números, porque es una máquina y una currante nata. Ya sólo me falta pensar cómo voy a currarme la maldita exposición de oratoria forense. Y sobre qué sentencia de todas. Pero bueno, al menos parece que el tapón va empezando a salir del cuello de botella y quizás empiece a poder dormir más de cinco horas diarias.

Lo que más me sorprende de todo esto es que yo sigo siendo bastante feliz, a pesar del agobio, del trabajo acumulado y de las peleas con mi ex-grupo de trabajo. Y eso es bueno y por eso me gusta.

Anuncios

8 comentarios

  1. Preciosa canción que no escuchaba desde el siglo pasado, genial de verdad. Tu gusto musical es impredecible y siempre revelador.

    La cita del día la explicas cuando te venga en gana, que para eso es tu blog, aunque sospecho que la explicarás casi siempre, porque te encanta explicar, además lo haces genial. Hasta describir cómo son tus neuronas (japonesas entre otras cosas) me engancha de ti. Hoy estoy especialmente halagadora, así que sigo.

    Dominas las palabras como si las hubieras creado tú, sabes expresarte mejor de lo que yo nunca lo haré y te envidio por ello, no de una manera sana, sino perversa. Eres un pequeño ser abrazable, eres un conjunto de ideas perfectas sobre el papel, sólo te falta extrapolarlo a tu día a día y el universo se rendirá a tus pies.

    Muack!

  2. Madre mía que repaso. Barbi-JAPUTA me has hecho emocionarme y lloriquear!! jajajaja

    ¿Sabes qué? Yo envidio tu forma de expresarte, ese gracejo y esas carcajadas que me arrancas aunque esté muriéndome de cansancio/tristeza/rabia/impotencia/whatever. ¡Qué ganas tengo de que vengas a Madrid! 🙂

    Muack Remuack!

  3. ¡¡Y yooo, y yooo qué?!! (Saltitos, saltitos con los brazos en alto para llamar vuestra atención.)

  4. Tu vé preparandote para el viernes, que te van a salir agujetas en la lengua de hablar MWAJAJAJJAAJAJA

  5. Ya me siento más feliz.

  6. Pues me alegra que sigas siendo feliz, y además, bastante. 😀

  7. en respuesta a una de tus preguntas: sí, trae tu regalo de cumpleaños

  8. Y yo, Jez 😀

    Inner gracias =)

    Orofea xD no more to say

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: