Mierda de día.

Suena: María se bebe las calles, de Pasión Vega.

Cita del día: Habló la vaca y dijo MU

Pensamiento inconsistente: puta vieja de los cojones, me ha chafado la tarde.

Ha sido un día terriblemente largo. Me he despertado antes de las siete pensando que se habían roto las tuberías. Anda y busca tú por qué, que yo no tengo ni idea. Y ni siquiera hacían tanto ruido. Soy lo peor. En clase genial, como siempre. A veces pienso que soy una lumbrera. Pero no os preocupéis, me dura poco xD

Me he enterado de que el hombre de mis lunes tiene cuatro hijos. Casi nada. Y se ha llevado mi hoja de notas. Bueno, casi se la lleva sin nombre, así que he puesto el nombre atrás, con boli, a toda prisa, y le he bajado las notas corriendo a todo correr escaleras abajo, y me ha sonreido, y me he vuelto al aula a celebrar interiormente que se ha llevado mi ejercicio, eso me gusta, porque muestro interés en sus clases, pero ahora además se sabrá mi nombre, porque la que le manda mails para preguntar cosas y saca buenas notas en los prácticos es la misma que está atenta en clase y responde cosas coherentes y hace los deberes en clase. Me encantaría trabajar con él. Aunque fuera de becaria.

Después he comido con unos compañeros de clase, ha sido muy divertido, sobre todo el momento “no me gustan pelirrojos” “joder! es pelirrojo! noooooooooo!! botón!!!!!!” y luego me he ido un rato de compras. Hasta ahí parecía que todo iba genial, a pesar del sueño. A pesar de todo. Pero no. Siempre hay algo que jode la tarde.

He estado preparando unos escritos, y me han mandado hacer una demanda de responsabilidad por daños a la que tenía ganas, es un asunto muy surrealista, pero es genial, y muy divertido, así que me he entrenado a fondo. Me está quedando una demanda cojonuda. Corta, concisa, clarísima. Me gusta mucho cómo está quedando. Espero que a mis jefes también. Pero en esas que ha llegado una señora. Pero no una señora cualquiera, sino LA señora definitiva. La llamaremos PESADA, para abreviar P.

P. ha estado esperando en la salita. Jefe ha empezado a revisar (dos semanas después) la demanda que le mandé por correo electrónico.  No sabíamos de dónde venía un dato, así que al final hemos optado por llamarla para que entrara a explicarnoslo. Y nos lo ha explicado, vaya que sí. Que viene en los papeles del sindicato. Porque viene en los papeles del sindicato. Porque has hecho los cálculos mal, porque no puede ser tanto. Pues has mirado el convenio mal, porque eso está mal calculado. Y además faltan las primas. Y esto también está mal. Porque está mal. Porque no tienes que hacerlo así. Y claro, yo atacá, porque esa puta mierda de demanda, que ella sabrá de dónde sale, me llevó tres putos días. Y además es la única persona en España a quien se le paga así porque un juez demasiado drogado le mantuvo una medida personalísima en un contrato de trabajo, y claro, como sólo lo tiene ella, pues es absolutamente imposible que venga en ningún convenio.

Pero es que, además, P. ha estado despotricando contra el último juez que conoció su caso, porque no tiene ni idea y se ha vendido. Manda cojones. Si es que para qué queremos sistema judicial teniendola a ella? Madre mía, que dolor de cabeza me ha entrado. Lo que más me jode es que haya puesto en entredicho mi trabajo. Menos mal que Jefe1 y Jefe2 tienen claro que yo hice todo lo que se podía hacer. Y que P. es una cansina de D1or. Porque el auténtico la queda enorrrrrrme.

Y necesitaba hablar, y soltar sapos y culebras. Pero por lo visto no es el día. Así que nada, lo acabo un poco peor de lo que lo empecé y quizás siendo un pelín injusta. Aunque ya me da igual, al menos hoy, que bastante injustos han sido los demás conmigo. Y me he encaprichado de una camiseta preciosa en el H&M y sólo quedaba la que tenía puesta el puto maniquí. Para rematar el día. En fin, mañana estaré mejor 🙂

Los abrazos rotos.

Suena: Ella, de Bebe

Cita del día: Tiene, como mínimo, diez años menos mentales que biológicos. Como todos.

Pensamiento inconsistente: ¿por qué tenían que robarme una hora justo hoy?

La cita es un diálogo entre The Inner Girl y yo, nada que añadir.

Ayer por la tarde tocó cine. Justo antes de las tapas por la Plaza Mayor y los mojitos en La Latina y el paseo hasta Cibeles a coger el buho y las cervezas del McDonlads de Sol. Somos tres pingos, y repetiremos. Pena que sólo me conozcáis a mí, porque la noche fue memorable.

Pero yo venía a hacer una reseña de la peli, la noche… fue memorable, pero con que la recordemos los implicados sobra. Y he de decir que me gustó. Almodovar tiene esas cosas, que de repente hace un peliculón y da igual que antes haya hecho media docena de truños. (Lo siento, Bichejo, de verdad me gustó)

Cartel de Los Abrazos Rotos

Cartel de Los Abrazos Rotos

Es la historia de un director de cine y escritor de guiones y otras cosas. Una película llena de flashbacks, en la que Pe (joder, con lo mal que me cae, y me veo obligada a reconocer que ha aprendido a actuar. Maldita sea!) se luce incluso más que en Volver. Es una historia humana, en la que, por supuesto, no faltan ni las putas ni las drogas, ya sabéis, Almodovar’s style. Pero se trata todo desde un punto de vista muy humano. Blanca Portillo increible, esa mujer cada día actúa un poco mejor. Y yo cada vez tengo más ganas de verla de Hamlet, lo que no tengo tan claro es si llegaré (aunque supongo que ya no).

Para no variar, en la primera escena de la peli Kira Miró enseña las tetas. Y luego las enseña Pe. Pero la película merece la pena. Ray-X está logradísimo. Los dialogos están bastante trabajados, y a veces no puedes evitar la carcajada. Los personajes están muy bien definidos, y son muy fáciles de entender sus reacciones. Y sus odios. Quizás el más complejo sea el de Blanca Portillo. Y, como ya he dicho, la tía lo borda. Y mención especial para Angela Molina. Qué pedazo de actriz y de mujer. Increible. Y totalmente creible en el papel de madre del pueblo. Asombrosa. Película absolutamente recomendada. Eso sí, no esperéis una obra maestra que perdure por los siglos. Es una peli para pasar la tarde, reflexionar un poco y dejarse llevar. Evadirse un rato. Comentarla después. Y para verla, claro, para verla en el cine, por lo bien hecha que está, por lo coherente de la trama, por el guión y por todo, pero cuidado con las expectativas.

Ahora sólo me queda preguntar, ¿llegará a rodarse “Chicas y Maletas”? Porque estaría bien rebien 🙂

De concierto.

Suena: Cambiemos la historia, de Conchita.

Cita del día: Son muy bonitos de mirar, pero es mejor que no hablen mucho.

Pensamiento inconsistente: ¿te has ido ya o sólo has cogido la vía de sentido único que te aleja de mí? ¿volverás en cuanto me despiste?

Anoche estuvimos MejorAmigo, Barbijaputa y yo en el concierto de Conchita en el Forum Fnac de Callao (hoy a las siete la tendréis en el Forum Fnac de La Gavia). No teníamos grandes expectativas, pero resultó un conciertillo genial, muy divertido, y la tía es la caña, entre canción y canción cuenta sus teorías de la vida y el amor, y la verdad es que es para partirse de risa… aunque comparto bastante sus teorías.

Estábamos pocas personas, la verdad, porque el forum fnac callao es peqeño y no se llenó. Bueno, pequeño comparado con una sala de conciertos o así, porque comparado con el de Bilbao es inmenso xD Había algunos fans enloquecidos que la gritaban que no cambiara nunca, que guapa y esas cosas, no pasé vergüenza ajena, pero casi xD aunque bueno, no fue grave. Esas cosas hubieran pasado desapercibidas en un concierto normal. El músico de los teclados era una monaaadaaaaa!! y el de la batería tampoco estaba mal del todo.

Éste disco, al igual que el primero, es bastante intimista, basado en las canciones de amor y desamor, con alguna pullada al mundo, y con una tónica bastante optimista, aunque las letras parezcan tristes. Como ella misma decía al cantar Pasó, algunas de las canciones son alegres, como mejor ejemplo el propio Pasó, que cuenta la historia de un final, y cómo a veces olvidamos a la otra persona sin darnos cuenta, y a veces hasta da un poquitito de pena. Yo como soy medio tonta sé de qué habla. A veces al notar que alguien a quien quería se ha ido definitivamente me siento un poco nostálgica, lo mismo que a veces cuando dejo de buscar me jode que me pongan lo que tanto he buscado delante de las narices, que viene siendo lo que cuenta Tanto Tiempo, historia que cuenta la canción que da forma a mi pensamiento inconsistente de hoy. No podéis quejaros, es un post bastante musical.

Cantó, además, dos canciones de su primer disco, Nada que perder y Tonta. Ésta última fue el cierre del concierto, y nos encantó. MejorAmigo nos decía que somos crueles y vengativas, porque deseamos que cuando un hombre nos deja por otra la otra sea tonta del culo y más fea que pegar a un padre. Pero es que son sentimientos absolutamente humanos, no se puede hacer nada para luchar contra ellos, o sí se puede, pero no sirve para nada. Aunque llegamos a la conclusión de que lo mejor es que sea la otra quien piense que nuestro ex-loquesea es tonto como un zapato y le deje por otro. Toda esta teoría acabó dando lugar a una conversación bastante surrealista con una frase maravillosa, que nos hizo reir un montón mientras bajábamos por Gran Vía hacia el chino del subterráneo de Plaza de España, donde, al final, no llegamos a cenar. La frase en cuestión es la cita del día. Y hasta aquí podemos leer. Los chistes privados tipo “tapón de bañera” o “all right” quedarán siendo privados, si no, ¿qué sentido tendría quedar en persona en vez de por msn? 😛

Quiero un látigo.

Suena: Cuando los sapos bailen flamenco, de Ella Baila Sola.

Cita del día: no hay.

Pensamiento inconsistente: Joder, qué bien me la colaste, cabrón. Pero a partir de ahora la egoista hija de puta voy a ser yo.

En un rato he de salir pitando, he quedado para irme de concierto. Pero he estado a media hora de siesta de llamar para cancelar los planes. Hubiera sido una mierda, porque MejorAmigo ha salido medianamente temprano de trabajar y me hubiera perdido un rato con él, que hace bastante que no le veo y tengo muchísimas ganas. Además de con Barbi, que se viene con nosotros.

Normalmente los viernes salimos tempranísimo del máster, sólo hay clase de diez a doce. Y hoy no ha sido una excepción. Y solemos echar un rato en una taberna irlandesa que hay muy cerquita, en la calle que sube de Plaza de España a la escuela. La tradición comenzó a principio de curso, un viernes que nos quedamos tres a hacer un trabajillo voluntario de mi profesor. Y ha seguido así durante todo el curso. Creo que hemos sido fieles todos los viernes. Hoy, además, mi compañera-amiga de clase tenía que quedarse a comer, así que allá nos hemos ido. No sé qué ha pasado exactamente entre la salida de clase y la llegada al restaurante, osea, en el rato de la caña, que me ha entrado un dolor de cabeza que no se me ha querido pasar hasta que me he acostado a dormir la siesta. Menos mal que no he avisado para cancelar planes, porque realmente me apetece un montón el conciertillo.

Creo que ha podido ser que tengo un compañero que me altera. Es un echao pa’lante, muy gracioso y muy simpatico y que se lleva bien con todo el mundo. Y al que empiezo a odiar. Porque no es lo que parecía. Y además empiezo a sentirme jodidamente imbécil, porque éste año me ha pasado ya demasiadas veces. Y no tengo tiempo de explayarme más porque he quedado en 45 minutos y no quiero llegar tarde. Con Dios.

Hábitos.

Suena: 2º acto de Rafa Pons.

Cita del día: no te preocupes más.

Pensamiento inconsistente: soy tan perseverante que persevero hasta en los errores. Hasta que me canso. Vale, sigo deseando ser Ley de Enjuiciamiento Civil para estar entre sus manos. ¿Y?

Dicen que basta con que sigas la misma rutina durante siete días para que se convierta en un hábito. Empezar a fumar me costó un poco más. De hecho fue una autoimposición tan estúpida que si me viera a mí misma con 16 años me daría dos hostias. Eso mismo me ha vuelto a pasar un montón de veces. Sólo que ésta vez el hábito que pretendo adquirir es bueno. Mejor que bueno, incluso. Y empieza la cuenta atrás hoy. Mañana sólo quedarán séis días.

La canción. Me sigue volviendo loca Rafa Pons, pero estamos destinados a no encontrarnos en directo jamás. Los días que él toca en Madrid yo o no estoy aquí o no he logrado engañar a nadie para que me acompañe. Pero ese segundo acto hoy me viene al pelo. Gracias, Rafa, por poner palabras a lo que pienso de cuando en cuando. Y sin saberlo. Y sin que te importe, que es lo mejor de todo. Y mucha mierda con la gira 🙂

Fría como el hielo.

Suena: Hey Jude, de The Beatles.

Cita del día: 😀 (osea, sonrisa de gilipollas que se me ha quedado a última hora de clase)

Pensamiento inconsistente: he nacido diez años tarde. Joder, joder, J O D E R.

Creo que alguna vez os he hablado de mi tendencia a encoñarme con tíos que no me convienen. La lista es larga, y hoy ha vuelto a suceder. He tenido un problema bastante serio a última hora de clase. Tanto que si llego a ser hombre no sé cómo hubiera salido de clase. Pero bueno, ha pasado. Gracias a que soy mujer ha pasado medio desapercibido. Y es que cuando sonrío en su clase y él me mira sonriendo… no se me caen las bragas porque estoy sentada y llevo pantalones. No nos engañemos, es admiración profesional y ganas de marcha, que tiene pinta de bailar muy bien. No more. Para more hay alguien diferente no puede haber nadie hasta… mínimo julio. Y me da igual lo que opine mi otro yo, el de las hormonas, el irracional y eso. Es lo que hay, necesito un remanso de paz y concentración. Y voy a conseguirlo aunque sea a base de desinstalar todos los programas de entretenimiento que tengo en el pc. Porque de este junio no puede pasar. Porque no quiero seguir posponiendo mi vida para otro momento. Y porque nadie se merece que me coma la cabeza. Y porque Jez tenía razón, one more time.

dudas y nervios

Suena: Más de cien mentiras, de Joaquín Sabina.

Cita del día: Mira que eres inocente… pero bueno , yo te quiero y te mando un besito (Yo también perita mía 🙂 )

Pensamiento inconsistente: hay días en los que me cuesta decidirme entre si ha sido un error o no levantarme de la cama.

Hoy es uno de esos días en los que no tengo muy claro si debería haberme quedado en la cama o he hecho bien levantándome. He perdido mucho tiempo esperando a los de la mudanza, y Dior sabe que no me sobra el tiempo. Por otro lado he hablado con gente que hacía mucho tiempo que no hablaba, pero eso empezó anoche. Yo que sé. Y he comido y cenado pescadito. Pero ha sido un día bastante mierdosillo. Revolutionary Road me dejó tocada para hoy también.

He ido al mercado, he comprado pescado fresco, me han dado ganas de suicidar al pez, pero es que ya estaba muerto, he pasado un mal rato limpiándolo, a pesar de que se suponía que venía limpio, y he comido unas fresas riquísimas. Y tengo secadora nuevita nuevita. Pero siguen faltandome cosas que añoro bastante.

Por otro lado estoy nerviosa y expectante, mañana se celebra el primer SMAC que he preparado y sabré si mi papeleta ha sido suficiente para no tener que ir a juicio o puedo ir preparando mi primera intervención ante un juzgado con señor con toga y manguitos de puntillas.

Y por otro lado, Jez ha vuelto a tirarme una jarra de agua fria en mi cara con su cita de hoy. Pero eso es una parte neutra del día, porque no mola que sea una inocente, ni que ella tenga razón, pero mola que tenga quien me diga “estás siendo tonta del culo”.