Alimentación Paula.

Suena: Cómo te mueves de Modestia Aparte

Estado de ánimo: nerviosa

Pensamiento inconsistente: necesito que el día tenga 34 horas… al menos podría dormir de vez en cuando

Vivo cerca del centro de Madrid, en media hora de paseo puedo llegar a la plaza mayor sin ningún problema, y en cinco minutos en bus. Es un barrio muy tranquilo y no excesivamente mal comunicado, la gente es amable y no suele haber muchos ruidos. Tengo un mercado y dos supers al lado de casa, estoy muy cerca del máster, aunque me paso alrededor de hora y media diaria en el metro para llegar al trabajo.

Mis compañeros de piso son simpáticos, ella más que él, y la convivencia bastante fácil, aunque llevo una temporada bastante autista, desde que trabajo mas o menos, pero realmente necesito que el día tenga algunas horas más para poder hacer de todo y además socializar.

Tengo muy cerca un centro comercial con cines, y debajo de mi casa para un autobus que me deja en unos cines de versión original. Me encanta Madrid, y me encanta el ritmo de vida que tenemos. El estrés contínuo, la grandísima oferta cultural y tener a mi mejor amigo en la ciudad.

Pero hay algo que no puedo evitar, y es que me encanta bajar a comprar en Paula. Es una tiendita de alimentación que tiene de todo, regentado por una mujer encantadora que se llama Paula. Es de HongKong y siempre tiene cosas raras en la tienda, pero es que además no se conforma con venderlas, quiere darlas a conocer. Hoy he pasado a por algo de fruta. Odio comprar la fruta en el supermercado, siempre es malísima, está pasada o verde, ácida cuando debería estar dulce… un horror vamos. Pero Paula tiene fruta de buena calidad, y también verdura y hortalizas. Es una gozada bajar a hacer la compra, al entrar las cajas de alimentos con alegres colorines te asaltan, y te avisa qué cosas tiene, hoy tenemos celezas, están muy licas! estas mandalinas son las más dulces! Es genial entrar y charlar con ella un rato. Algunos de los vecinos incluso han aprendido a hablar chino xD

Hoy he vuelto con cuatro tomatitos de su país, tipo cherry pero mas ricos (ya os diré) y con un gajo de pomelo… de pomelo HongKong-és, que no se parece en nada al pomelo tradicional, sino que es más tipo naranja. Increiblemente bueno. Y con dos mandarinas pequeñas para probarlas. Y he comprado tres mandarinas grandes, un brécol, un cuarto de kilo de cerezas, una cocacola zero y media docena de huevos xD qué mujer!

Y es que en Madrid también hay cosas típicas de pueblines. Me encanta 🙂

Anuncios

3 comentarios

  1. Ten cuidao, que te estan abduciendo y cunado te quieras dar cuenta, la mala leche que lleva consigo el estres se poderara de ti y todo te parecera una autentica mierda… Asi que ya estas saliendo de alli de vez enc uando si quieres seguir viviendo “alli” 😛

  2. Ay qué bien lo has descrito todo, qué entrañable la mujer, qué ricas las cerezas… hasta podía verte a ti (Beatriz Luengo) sonriéndole a la viejecita china y diciéndole que le encanta su pequeña tiendecita.

  3. Cocacola Zero? La puta!!!!! pues sí que venden cosas raras!!!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: