La increible aventura de vivir en la city

Suena: una conversación entre el dependiente del ciber y alguien al otro lado del teléfono

Estado de ánimo: ascendente

Pensamiento inconsistente: joder! mierda! joder!

Hoy he quedado para ver más pisos, pero es el último día de búsqueda. Porque estoy harta de ver precios desorbitados por zulos. Y es que pensaba que Bilbao era caro, pero la verdad es que no tenía ni idea. Esto sí es caro. Y se nota la crisis, porque todo el mundo pide varias fianzas en vez del típico aval bancario. En fin, qué remedio.

Por lo demás bien. Estos días no he salido mucho, pero tampoco tengo muchas ganas, porque tengo una super herida en un pie que cada vez que me pongo unos zapatos veo las estrellas, así que autoplan de todo el descanso que pueda.

Ayer fue un día de cuelgue telefónico. Me encanta hablar por teléfono. A veces puede resultar desesperante, sobre todo cuando la conversación es incómoda, pero con A. nunca pasa eso, y ayer tuvimos triple sesión :S es increible, a veces yo alucino conmigo misma, cosas que hace cuatro meses me parecían lo más normal del mundo ahora me resultan… bueno, raras de comentar por teléfono. Creo que se me ha regenerado parte del pudor que se llevó consigo A. el capullo. Y lo peor es que creo que me gusta… ¡¡mucho!!

Siento no poder pasarme a leeros, pero es que dependo del ciber, al menos por ahora. Quizás el martes haga una inversión monetaria para ponerme al día. Seguiremos informando.

Anuncios

5 comentarios

  1. Tranquilidad con lo del piso, que a cada cerdo le llega su San Martín (lo digo por ellos). Regatea y baja precios, que seguro que debe empezar a haber muchas ofertas. Ten en cuenta que ahora están saliendo todos los mierdosos que se van a comer sus ladrillos y piensan que algún pardillo les va a pagar la hipoteca. Que se le va a hacer. Valor y al toro. 😀

  2. Tú déjate de inversiones monetarias y págate un puñetero piso.

  3. Grrr… mi conexión ha decidido que no debo comentar en tu blog. Espero que luego no aparezcan todas las intentonas de golpe. Si pasa, bórrame sin piedad.

    Decía:

    Jue, andáis todos igual! Eso os pasa por mudaros. Una amiga se marcha a París en una semanita y no encuentra nada donde meterse. Está amargadita perdida. ¿Dónde estás pasando las noches tú? Suerte con ello.

    Empiezas a olvidar a “A. el capullo” (todo se pasa, ¿verdad? dime que sí). Cuando pases a llamarle simplemente A. (aunque sé que lo haces por distinguirle del bueno) estarás curada! Yo aún tengo una lista de 20 adjetivos para el último ser que se cruzó en mi camino. (Nota mental: detallar por mail)

  4. ¿Ves? Sabía que esto ocurriría. Tengo un mal día, bueno, un mal mes, y las conexiones confabulan para que los pocos ratos en que me entretengo leyéndote me crispen los nerrrrrviosssss

  5. Arreglado 😉 voy al mail XD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: