Saliendo de la apatía

Suena: Soy un corazón tendido al sol de Víctor Manuel [hoy os pongo abajo el vídeo directamente]

Estado de ánimo: apática

Pensamiento inconsistente: ¿los corazones tendidos al sol se secan?

Pues nada, dando un paseo por la fisgona de menéame me dió la curiosidad de fisgar el blog de marito y la canción lleva toda la noche pegada a mí, así que la traigo para compartirla. He dicho.

Y por lo demás, otro viernes en casa, aburrida y muerta del asco, más tirada que una colilla. Ahora que al fin estoy oficialmente de vacaciones vivo más estresada que cuando tenía que levantarme, ducharme, desayunar, estudiar, comer, estudiar, merendar viendo TV, estudiar, cenar socializando con mis compis de piso, estudiar, dormir y vuelta a empezar. Los pisos de alquiler en Madrid tienen unos precios vergonzosos, ¿de verdad a alguien le extraña el precio de los pisos en venta? coño, si voy a tener que pagar 500 euros por una habitación en una zona menosmal en un apartamento de dos habitaciones, ¿qué me impide meterme de cabeza en una hipoteca y alquilar la otra habitación? Es que yo no sé cómo se puede permitir que la gente ponga esos precios a los pisos, que un apartamento de dos habitaciones en madrid cuesta casi el doble que uno de cuatro habitaciones en burgos, coño, que no es normal. Yo en Bilbao por 370 de alquiler vivía en un ático de lujo con plaza de garaje y 170 metros cuadrados, y en Madrid por ese precio no encuentro piso para compartir ni con las cucarachas. En fin, menos mal que J tiene muchísima más paciencia que yo y además ya sabe lo que es buscar en la capi 😀

Y por lo demás… quiero ver Vicky Cristina Barcelona, así que lo mismo me piro el lunes a Vitoria, aunque sea yo sola, porque yo lo valgo y me muero de ganas de ver esa jodida película, y más teniendo en cuenta que me han dicho que cumple con las expectativas… aish con lo mal que me cae PE y lo bien que me caen Scarlett y Javier Bardem… y por supuesto, Woody Allen 😀 que yo soy de las fans del hombrecillo del clarinete! [ohoh, imagen de gafapasta cargando…]

Pues nada, disfruten de la tranquilidad de tener la semana planificada aunque sea por obligación y dejenme el estres a mí que ya estoy aprendiendo a manejarlo 😀

Por cierto, y para que no se me olvide, sabía que Angel no iba a actualizar 😀 sólo me lo anoto para recordarlo :$

Entrada intrascendente en la que presumo de gata.

Suena: Ella de Bebe.

Estado de ánimo: so happy

Pensamiento inconsistente: ¿por qué no me he dado cuenta de que minigato me estaba arañando?

Mi gata es una modelo profesional. Para quien lo dude, fase uno: acicalamientos varios para salir guapa en la foto.

Y acto seguido posando orgullosa para la foto, con cara de “no quiero que me hagas fotos, ¿vale?”

Operación Salida y ll

Suena: Crime de NajwaJean

Estado de ánimo: melancólica, contra todo pronóstico

Pensamiento inconsistente: ¿estoy empezando a moverme más que el baúl de La Piquer?

Lo primero primerísimo de todo, abrid la canción, es realmente recomendable.

Lo segundo, no me ha costado más de hora y media empaquetar toda mi vida en maletas y bolsas, y lo peor es que no ocupa demasiado. Bueno, quizás lo mejor, puede que ésto quiera decir que empiezo a dar el valor relativo que merecen a las cosas materiales. Vaya usté a saber.

Ha sido relativamente poco tiempo, pero me he encariñado con mis compis, ex-compis, de piso. A pesar de que ha habido ratos de tensión y me he desquiciado algunas veces con su manía de dejar todo para última hora, a pesar de que esto a veces parece más un psiquiatrico que una casa, me he encariñado con ellos. Y ha sido realmente curioso ver que tras la fachada de hombre de hielo, incluso mi compi flemáticamente inglés ha sentido un poco de penita por mi marcha. Nunca hubiera imaginado que, a la hora de la verdad, me iba a dar pena irme, pero es que he conocido a algunas personas geniales, pocas, pero que realmente merecen la pena.

Y ya, se acabó, no más Bilbao por ahora, ni a corto plazo. ¿Qué me depara la vida tras estas dos-tres semanas de stand by? Tendre que irme sujetando, el viaje comienza ^^

¿Qué coño habéis hecho vosotros?

Suena: Tenía tanto que darte de Nena Daconte

Estado de ánimo: contenta, bastante contenta.

Pensamiento inconsistente: manda huevos.

El título de la entrada lo he sacado del cine, que me he ido a ver Wanted. Me ha encantado, quizás mañana haga una reseña. Hoy estoy peleona y tengo ganitas de meter el dedo en la llaga. ¿A qué viene ésto? Pues a una auto reflexión sobre la (in)justicia que gastamos en éste nuestro amado país de la puta pandereta.

Desde los poderes públicos, pasando por los programas de televisión y acabando, cómo no, en la calle, estamos asistiendo a un circo que han montado alrededor de un caso controvertido, penoso y oportuno, sobre todo muy oportuno. Sí señoras y señores, me refiero al caso del Juez Tirado.

Todos sabemos, por una u otra cosa, cómo andan las cosas de la justicia en éste nuestro país. Desde la creación del nuevo consejo general del poder judicial pactado entre PP y PSOE para poder hacerse la vida imposible mutuamente, pasando por el bombazo informativo para todos los juristas y ciudadanos con sentido común y democrático de éste país, la presión de Rajoy y Zapatero para que se revise la sanción al Juez Tirado por el Caso MariLuz, estamos viendo la cara más patética y populista de nuestros políticos.

Veamos, vamos a analizar despacio el caso.

En Andalucía había un señor condenado a prisión por pederastia cuya sentencia aún no había podido ser ejecutada por falta de medios. El señor que dictó esa sentencia fue el hoy famoso Juez Tirado. Hasta ahí todo normal, como esos ex-drogadictos ochenteros que fueron encarcelados en los noventa para cumplir sus sentencias pendientes, que tuvieron que dejar su nueva vida, rehabilitada y alejada de las drogas, por una sentencia al borde de la prescripción. En aquellos momentos nadie se preguntó si era demasiado ético aquello, ni se molestó en montar el pollo que ahora se está montando, porque todos sabíamos que no había medios y que se hacía lo que se podía.

¿Qué es lo que diferencia aquel caso de éste? Que el señor que debería haber entrado en prisión ha sido acusado por haber cometido un asesinato de una niña preciosa y encantadora y que había salido un montón de veces en la tele por su desaparición.

Tengamos en cuenta que España es un país donde la constitución (una de las más modernas del mundo, recordemos) garantiza la presunción de inocencia, y que ésta presunción es iuris tantum, osea, que se puede romper mediante prueba en contrario practicada en juicio y respetando las garantias constitucionales que amparan al presunto asesino, destacando la de no ser condenado sin ser oído y sin poder acceder a una defensa, de oficio en caso de que no pudiera permitirsela; bueno, ya podemos proseguir con la explicación.

Este señor, presunto asesino de Mari Luz, aún no ha sido juzgado ni condenado por sentencia firme, luego no se puede decir que la presunción de inocencia haya sido rota con los medios que la ley pone a disposición de la acusación para ello. Luego no se puede garantizar que el asesinato de Mari Luz lo haya cometido él, porque estaríamos incurriendo en un caso de vulneración de derechos fundamentales.

Ahora, con un sencillo nexo argumental, ¿alguien puede hacerme el favor de explicarme por qué el Juez Tirado ha sido sancionado por dejación de sus funciones alegando que la consecuencia de esa dejación ha sido la muerte de una inocente? ¿es que no hay nadie en la política ni los medios de comunicación que se de cuenta de que ésto es una aberración democrática? ¿es que nadie más se ha dado cuenta de que, con la misma fundamentación, se debería sancionar con 1500€ por sentencia pendiente a cada uno de los jueces españoles? ¿es que no se ve claramente que se está vulnerando el derecho a la igualdad ante la ley que asiste al Juez Tirado? ¿o es que yo me he fumado algo y me he inventado preceptos constitucionales que no existen? ¿o quizás es que están pasandose la ley por el arco del triunfo a favor del electoralismo, el populismo y los votos fáciles?

Ahí se lo dejo, no sin antes citar a quien hizo reflexión similar antes que yo, Ignacio Diaz Pérez en ésta entrada, y que ha sido una de las dos muestras de periodista crítico que yo he conseguido observar en éste caso. Y por si no se dan cuenta del juego que se traen, vamos a recordar el tristemente famoso Caso Vaninkof. Ahora sí, ahí se lo dejo, que me voy a cenar sushi.

Más vale tarde que nunca

Suena: Desde mi libertad de Ana Belén

Estado de ánimo: nerviosa, pero menos

Pensamiento inconsistente: por favor, que la gente deje de picar en mi blog cuando buscan follar en el castillo de Olite 😦

No se por qué me ha venido esa canción a la cabeza al volver a ver la foto. No busquéis dobles sentidos ni intenciones raras, simplemente ha sido casualidad. Bueno, a lo que iba, ayer le pedí a Arguez que eligiera una foto de su galería para escribir sobre ella, porque mi inspiración está viendo cómo funciona el gran colisionador de hadrones, ese que en teoría iba a destruir el mundo el miércoles a las 9:30 am. hora española. Y tiene que volver desde Ginebra, pobre. Seguro que ha aprovechado para emborracharse. Bueno, allá vamos, a ver que sale entre la cancioncilla y la imagen, que, por cierto, me encanta.

Cuando se fue sentí la necesidad de volver al lugar donde nos conocimos.

Nuestro encuentro fue poco habitual. Aquel había sido un día extremadamente pesado y quise salir a pasear. La tarde estaba preciosa, el sol al esconderse nos había dejado unos colores preciosos en el horizonte, y mi tendencia a romperme la cabeza con problemas imaginarios me empujó a pensar en finales apocalípticos, lluvias de fuego, ángeles vengadores y todas esas zarandajas en las que una piensa cuando no se siente bien consigo misma.

Cuando giré en la curva de salida del pueblo me sorprendió que un cochazo se acercara. Sin lugar a dudas era alguien desconocido en el pueblo, nadie hacia esos alardes de poder adquisitivo, como mucho los más jóvenes llenaban sus coches de pegatinas, colores fluorescentes, alerones y demás historias que sólo conseguian empeorar el aspecto general del vehículo. El mercedes paró a mi lado y aquel hombre bajó la ventanilla para dirigirse a mí. Creo que fue una broma del destino. Me preguntó que si sabía dónde podía encontrar a mi madre. Sabía su nombre y sus dos apellidos, cosa que me resultó rara. Durante los primeros instantes pensé que aquel hombre querría vender a mi pobre madre alguna póliza de seguros o algo así, pero cuando me dijo que necesitaba encontrarla  con urgencia me asusté y le dije que era mi madre.

Me invitó a subir a su coche, y yo desconfié. Le dije que no subía en el coche de desconocidos, que la tele decía que era peligroso y mi madre me había enseñado a no hablar con desconocidos. Entonces llegamos a un acuerdo: él aparcaría el coche a la entrada del pueblo y yo le daría alcance andando para acompañarle a casa de Amparo. Mientras volvia andando tranquilamente llamé a mi madre para avisarla de que iba a llevar a casa a un hombre que preguntaba por ella, que no le iba a invitar a pasar ni nada, sino que llamaría al timbre para que se asomara y ella decidiera si era digno de fiar.

El hombre había salido a buscarme, supongo que estaba impaciente, y cuando me vio guardar el teléfono móvil me preguntó si había hablado con Doña Amparo. No ví necesario mentir, aunque tampoco vi necesario decir toda la verdad. Le dije que estaba comprobando que la señora estuviera en su casa. Le guié hasta la puerta casi en silencio absoluto. No quería saber nada de aquel señor hasta ver la reaccion de mi madre.

Cuando sonó el timbre no tardó en asomarse a la ventana, pero su expresión no tenía nada que ver con la indiferencia que yo esperaba encontrar. Las lágrimas comenzaron a caerle desde la ventana y me dijo que subieramos. Al llegar a la planta de arriba de la casa mi madre se debatía entre la risa y el llanto, contra todo pronóstico se lanzó a sus brazos y se fundieron en un beso que me recordó a Ingrid Bergman y a Humphrey Bogart en alguna escena de Casablanca. Fue así como conocí a mi padre, aquel que se fue a Alemania a trabajar cuando yo acababa de nacer, aquel a quien mi madre no creyó volver a ver nunca más.

La tradición comenzó el día que lo enterramos, y ya es el quinto año que vengo a esta curva a sentarme y contarle cómo va mi vida en el día que celebro haberle encontrado, aunque fuera quince años tarde. Y es que a veces más vale tarde que nunca.

La vida es demasiado complicada

Suena: no sé cómo decirte de Nena Daconte [lo sé, mañana otra música, palabra]

Estado de ánimo: nerviosa otra vez

Pensamiento inconsistente: ¿por qué a mí?

Estos días, leyendo a NoSoloBollo no he podido evitar preguntarme si es mejor dejar o que te dejen. Es una pregunta super manida, es algo que todo el mundo se ha planteado alguna vez. Pero es algo que hoy me he preguntado yo. Y no, no es por nada en especial. Bueno, o quizás sí.

Que te dejen es una experiencia muy negativa, máxime si te dejan porque hay otra persona, porque te duele, te deja hecha un trapo, te tira encima un montón de inseguridades y tienes que aprender a hacerlo todo sola de nuevo, ya no cuentas con tu pareja para ir al cine, y además es algo que no te esperas. Sufres y lo pasas fatal, y es todo horrible, pero acaba pasando. Y además tienes la rabia y la mala leche que te ayudan a levantarte y demostrarle a esa persona que no la necesitas y que puedes recuperarte y ser feliz sin ella, aunque te haya pillado por sorpresa.

Pero dejar a alguien tampoco es fácil. Tienes que destrozarle el corazón a alguien a quien quieres, y tienes que contener las lágrimas, porque las rupturas no son fáciles para nadie. Tienes que hacerle ver que no ha sido todo una farsa, que realmente estabas enamorada o lo que estuvieras. Y también es una putada, porque aunque haya sido un desgaste natural, falta de trabajo en la relación y rutina, sabes que la otra persona va a odiarte por dar el paso, y duele, y también se sufre y es horrible.

Hay quien dice que lo perfecto es hacer que te dejen. Pero eso tampoco es cierto, porque rompes cualquier tipo de posibilidad para mantener algún tipo de relación con la otra persona. Aunque debo reconocer que alguna vez he usado la estrategia, pero no hasta el final, porque a mí no me gusta dejar de hablar con la gente que quiero. No me gusta que al final de una relación se llegue al mal rollo, los lloros y los sufrimientos. Y por eso no me gusta putear para que me dejen. A veces he cometido muchos errores, y he conseguido “ser abandonada” por no atreverme a romper una parte de la relación a tiempo y he perdido a gente que de verdad me importaba. Y tampoco es mejor que las anteriores.

Y ahora no sé qué prefiero y todo me parece fatal. Quizás porque estoy en una especie de periodo de reflexión, como si fuera la jornada previa a las elecciones generales, y me alegra no tener que tomar ninguna decisión de este tipo, porque no podría. Pero he de reconocer que en la última he tenido parte de culpa. Sobre todo en lo que a forzar las situaciones se refiere. Y a tener demasiado aguante. Debería haber dicho lo que pensaba cuando empecé a pensar “es que yo no quiero” en vez de convencerme para volver a querer.

¿Qué opinais? ¿Dejar o que te dejen?

dry martini

Suena: no eres mi perro de nena daconte

Estado de ánimo: preguntame mañana

Pensamiento inconsistente: no vuelvo a beber!

Pues sí, señoras y señores. Me he preparado un dry martini por aquello de probar. Con ginebra y martini, con un poco de limón exprimido, con dos aceitunas… con más limón, con más hielos, joder que asco, sabe a colonia! Pues sí, ha sido bastante decepcionante. Me lo he bebido porque me daba pena tirar todo ese alcohol. Y prometo no volver a intentarlo. A lo mejor no soy una chica bond, pero coño, es que esto tumba al más pintao. Veréis mañana qué resaca. Ale, buenas noches.

Dry Martini

Dry Martini