Nunca es tarde si la dicha es buena.

Suena: 20 de abril, de Celtas Cortos

Estado de ánimo: con fuerzas renovadas, siempre

Pensamiento inconsistente: las alabanzas siempre llegan cuando ya es demasiado tarde para recogerlas.

He pasado por mi primera casita de internet. Donde conocí a los que hoy son mis mejores amigos, y donde comprendí que es posible conectar con alguien a través de una pantalla. El primer sitio donde me hirieron y donde aprendí a recuperarme, a levantarme de cualquier caida y a superar con éxito cualquier bache. Eran otros tiempos, era otro nick, era otra forma de vida, y era otra inseguridad. Muchísima inseguridad y un rumbo sin definir. Rumbo que aún no está definido, pero está perfilado.

Y los halagos han venido de una de las personas que menos me esperaba. Una de las que me hizo daño, de esas a las que permití herirme a pesar de que no tenían nada que ver conmigo. Era inocente, y tenía mejores formas. Quizás he crecido, quizás he madurado, quizás simplemente he cambiado. El tiempo no pasa en vano para nadie, y las vivencias van forjando la personalidad de cada uno. Claro que sigo teniendo inseguridades, el día que no las tenga ni siquiera yo podré convivir conmigo, pero a día de hoy, varios años más tarde, sigo pensando que me encanta ser como soy, y que estoy orgullosa de la persona en la que me estoy convirtiendo. Y me siento orgullosa de cada una de las veces en las que alguien me ha decepcionado, porque poco a poco voy rodeandome de gente que merece más la pena, que me aporta más y que es más compatible conmigo.

Sigo pensando en que llegará el día en el que recopile mis escritos y los empiece a enviar a las editoriales, quizás me falten muchas cosas por vivir para conseguir escribir de todo con la misma seguridad, pero nunca dejaré de hacerlo, porque es mi terapia, mi via de escape, mi otro mundo, y lo ha sido desde siempre, desde que aprendí a juntar letras, desde la egb, cuando nos mandaban hacer redacciones. Y con la suerte añadida de haber nacido en una familia que siempre ha valorado la palabra escrita, porque mi padre sigue leyendo novelas más deprisa que yo. Aunque claro, también tiene más tiempo libre xD

Y con ésto termina mi reflexión de hoy. Cuidado con a quién otorgais el poder de heriros, porque la mayoría no lo merecen y harán un mal uso de él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: