La casa de muñecas.

Los niños estaban jugando en el jardín, cuando de repente su madre les llamó. La tarta de cumpleaños ya estaba sobre la mesa y las velas encendidas. Dos días antes la Señora Smith se había ido al centro de Londres a buscar el mejor regalo para su pequeña Ashley, que cumplía siete años. Encontró una preciosa muñeca de porcelana y pensó que era el mejor regalo que podría hacerle.

Al soplar las velas, Ashley pensba que no podría ser más feliz, pero entonces su madre le dio su regalo de cumpleaños, y al abrirlo y ver la enorme muñeca, fue un poco más feliz. Aquella noche Ashley durmió con su muñeca nueva, pero fue su última noche. A la mañana siguiente, cuando la Señora Smith fue a despertar a la niña se encontró a la muñeca comiendose su corazón a mordiscos.

La señora Ashley encerró a la muñeca en un cajón dentro de un armario en el desván, mientras pensaba cómo librarse de ella. Lloró amargamente la pérdida de su niñita, y odió a la muñeca y se odió a sí misma. Pero tras un año de amargos llantos, supo cual era el lugar de la muñeca.

La pobre muñeca estaba hambrienta, llevaba todo un año sin probar bocado, y se hubiera comido a una familia de elefantes, así que se alegró al volver a ver la luz. La señora Smith la metió en un paquete y se la envió por correo a su ex marido.

A la mañana siguiente el hombre fue encarcelado por matar a su nueva esposa y a sus dos hijas. La Señora Smith supo que había sido la muñeca y le pareció raro: incluso el gato estaba muerto. Lo que la Señora Smith no sabía era que la muñeca sólo se alimenta de corazones, y no puede comerse el corazón de alguien que carece de él.

Anuncios

5 comentarios

  1. Pues no está nada mal. No recuerdo haber leído nada tuyo, pero este minirelato me deja con ganas de explorar un poco más el blog. Sólo unos apuntes:

    1º- Más largo le podrías haber metido más jugo y que no tenga una redacción tan “fría”. No habría estado de más algunas descripción profunda de sentimientos

    2º- “Al soplar las velas, Ashley pensba que no podría ser más feliz, pero entonces su madre le dio su regalo de cumpleaños, y al abrirlo y ver la enorme muñeca, fue un poco más feliz.” Si cambias uno de esos “feliz” queda mejor y te comiste la “a” en “pensaba”.

  2. Pobre ex-marido, qué haría…

  3. Ese ex-marido ahí. ¿Hay internet en la cárcel?

    Y en otro orden de cosas: Hubiese molado mucho, pero mucho, que la foto de la muñeca fuese un gif de estos que al de un rato sale la niña del exorcista o así xD.

    Saludetes.

  4. Bueno… Como relato está cojonudo (me ha recordado a la seria esta de viernes 13 la serie de tv, no se porque). Un poco bestia y tal vez demasiado precipitado el final… Pero cojonudo (yo hubiera aprovechado una escenilla ex-muñeca, hubiera tenido su qué…) En fins, que esten ustedes al loro de las muñecas… Que se lo comen todo, todito todo.. 😛 (las ganas nuestras)

  5. Queremos más relatos y los queremos ya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: