doctor, ¿es ésto la melancolía?

Suena: Amores que matan de María (sí, la del factor X)

Estado de ánimo: melancólica, creo.

Pensamiento inconsistente: por favor, vuelve…

Hoy, después de años, me he vuelto a atrever a mirar de frente mi futuro, buscar alternativas y cosas que hacer cuando suene la última campanada. He rellenado agentes de monster para Andalucía y Madrid, que eran de las pocas regiones que no tenía añadidas, me he imaginado teniendo que vivir en Sevilla, en Córdoba, en Jaén, en Madrid, en las afueras de Madrid, en Soria, en Burgos… y no me satisface. Quiero vivir en Madrid, pero no puedo cerrarme yo sola más puertas. Mi movilidad es total. Se supone que lo bueno de no tener arraigo es que tienes movilidad. No he podido evitar sentirme estúpida, pequeña, boba, ingenua y autoengañada. Hay situaciones que me superan y ésta es una de ellas.

Dar un paso más en una dirección o en otra supone ir dejando cosas atrás. Pero joder, es que no quiero dejar ésto atrás, quiero arreglarlo, quiero saber que puedo seguir contando con alguien que me ha empujado a ponerle tantas ganas a la vida.

Estoy, probablemente, ante mi última etapa de exámenes. Veo la luz al final del túnel y por primera vez en mi vida no me da miedo acercarme. Has conseguido que deje de lado mi miedo al éxito. Y después parece que te hayas ido para siempre. No me importa perder todos esos privados, esa estúpida imposición carente de todo sentido por lo irreal. Lo que me jode es perder todo lo demás. Las risas, el apoyo, la confianza, las confesiones, el apoyo. El puto punto de apoyo. Y no es sólo culpa mía, las cagadas no las comete una sola persona, nunca. Pero me siento culpable, y cargo a mis espaldas la sombra de un fracaso más, que desconozco si lo será, pero me agobia mi certeza de que sí, a pesar de mi deseo de que no. Pierdo la elocuencia y hablan mis entrañas cuando intento salvar ésto y ni siquiera sé hasta que punto está en mi mano o te lo has llevado para siempre. De hecho creo que ni siquiera llegarás a leer ésto jamás, en los momentos como estos me siento el tamagotchi abandonado en el último cajón a pesar de la promesa de que no soy uno de ellos. ¿Para qué todo ésto? ¿Es otra forma de darte un poco más de poder sobre mí? ¿O me estoy preparando para cuando me digas adios? ¿vas a molestarte en decirmelo? Creo que debería haber marcado la casilla que dice Keep this post private

*Min vuelve a ponerse la máscara. Show must go on.

Anuncios

4 comentarios

  1. La necesidad de un punto de apoyo no es más que una ilusión, es pura inercia, créeme.

    Oye, ¿no estarías tú en cripto, verdad?

  2. Todo pasa y todo queda

    pero lo nuestro es pasar,

    pasar haciendo caminos,

    caminos sobre la mar.

    Nunca perseguí la gloria,

    ni dejar en la memoria

    de los hombres mi canción;

    yo amo los mundos sutiles,

    ingrávidos y gentiles

    como pompas de jabón.

    Me gusta verlos pintarse de sol y grana,

    volar bajo el cielo azul,

    temblar súbitamente y quebrarse…

    Nunca perseguí la gloria.

    Caminante son tus huellas el camino y nada más;

    caminante, no hay camino se hace camino al andar.

    Al andar se hace camino

    y al volver la vista atrás

    se ve la senda que nunca

    se ha de volver a pisar.

    Caminante no hay camino sino estelas en la mar…

    Hace algún tiempo en ese lugar

    donde hoy los bosques se visten de espinos

    se oyó la voz de un poeta gritar

    Caminante no hay camino, se hace camino al andar…

    Golpe a golpe, verso a verso…

    Murió el poeta lejos del hogar

    le cubre el polvo de un país vecino.

    Al alejarse, le vieron llorar.

    “Caminante, no hay camino, se hace camino al andar…”

    Golpe a golpe, verso a verso…

    Cuando el jilguero no puede cantar

    cuando el poeta es un peregrino,

    cuando de nada nos sirve rezar.

    Caminante no hay camino, se hace camino al andar.

    Golpe a golpe, verso a verso.
    Golpe a golpe, verso a verso.
    Golpe a golpe, verso a verso.

    Y con todo el cachondeo, consiguio dejar a los hombres su cancion. Arriba mi niña me cago en la hostia puta. Que ni que se dispare el Euribor, ni que vengan tiempo peores, hay pisos, que siguen valiendo un mundo, por lo agusto que se esta alli.

  3. Personalmente te voy a decir que, aunque te duela, al tomar decisiones que objetivamente solo afecten a tu futuro, debes pensar sólo en tí. En serio, no funciona de otro modo. La vida es corta como para andar con gilipolleces. Es todo muy bonito, pero se acaba por enajenar, y lo primero es lo primero.

    Otra cosa, es lo que cada uno esté dispuesto a poner en el asador, pero ya dentro de que sus expectativas se vean medianamente satisfechas. Si no lo único que vas a conseguir es frustración, porque no vas a tener ni lo tuyo, ni lo vuestro.

    Un besote.

  4. Acostumbro a hacerlo así theuc 😉 lo que pasa es que a veces una se empeña en seguir todos los consejos como si de órdenes se trataran, y no, las cosas no funcionan así, porque cuando la cagas no tienes la seguridad de haberla cagado tú…. en fin que es un lío, pero al final todo acaba por aclararse 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: