Todo aquello que no soy.

Suena: Me gustas mucho, de Viejas Locas Link a Goear, gracias seeker!

Estado de ánimo: hambrienta en sentido figurado

Pensamiento inconsistente: ÑAM!

Mientras estaba cocinando he descubierto una verdad sobre mí. No soy una dulce damita. Y no voy a serlo nunca. Por más que me pese. Que de hecho, no me pesa.

He comido filete de ternera hecho a fuego vivo, vuelta y vuelta, con ajo y pimienta. Y he descubierto que hace siglos que sé que me gustan los sabores fuertes. Lo he acompañado de media copa de vino tinto, de ese que, poco a poco, voy aprendiendo a beber. Y lo he aliñado con pensamientos inconexos que últimamente me visitan más a menudo.

Sí, señores, me gustan las sensaciones fuertes. Me gustan los sabores fuertes. No soy una florecilla a la que hay que tratar con mucho cuidado para no romperla, soy una rosa con espinas, hay que tener dos cojones para hacer algo más que mirarme. Hay que saber manejar elementos peligrosos, porque a fin de cuentas, y cuando menos me lo espero, me convierto en uno de ellos.

También es verdad que al principio me cuesta soltarme, que soy tímida y con un punto excesivamente cobarde en contra. Es verdad que soy insegura, y que algunas veces el miedo me paraliza. Pero disfruto de esa sensación al máximo. Me encanta ponerme nerviosa, notar cómo se me hace un nudo en el estómago que me impide reaccionar de forma coherente. Esa punzada de excitación nerviosa que precede a una locura es una sensación que me vuelve loca. Me gusta jugar. Me gusta muchísimo jugar. Es algo que no puedo describir, pero a lo que no quiero renunciar. Lo único que me da rabia de mis ataques nerviosos es que pueden afectar a los demás, porque desde luego, estoy deseando que me ataquen a mí. Me hacen ser más consciente de lo que estoy haciendo. Y no pensar en si está bien o mal, sino disfrutarlo a tope. Luego… pasa lo que pasa… pero… que me quiten lo bailao. Aunque esté bailando más bien poco xD.

También me gustan las palabras fuertes. Igual que a Lulú, me gusta la sonoridad de la palabra cachonda, y llamar pene a una buena polla es como desinfectarlo todo antes de follar. No entiendo a las mujeres que creen que echar un buen polvo a cuatro patas es denigrante para ellas, ni a las que opinan que cuatro cachetes en el culo o el sexo anal o que a una le hablen sucio es humillante. Ya lo dijo Woody Allen, el sexo sólo es sucio cuando se hace bien, y yo añado que las cosas se hacen bien o mejor no se hacen.

Me he vuelto a despertar traviesa, juguetona, mimosa… en una palabra, me he vuelto a despertar gata. Y los señores de correos no tenían muchas ganas de trabajar hoy. Cáspitas, me  viene muy mal ésto. Así que aquí dejo parte de mis ganas de jugar, entremezcladas con esas cosas que ni soy ni seré nunca, al menos no más allá que de cara a la galeria. Y de paso dejo la entrada así porque hay alguien que no sabe que me está entreteniendo, ¿verdad, A.? 😀 xD

Anuncios

4 comentarios

  1. Jajajaja, ains que peligro de mujer… Muchs verdades dichas en muy poco espacio… Que ademas sin tanto tabu, lo mismo disfrutabamos mas esa parte de nosotros (definitivamente, nuestra cultura en ese aspecto, no es que sea de las mas avanzadas…) Por otro lado… me hace gracia algunas que se ponen hiperdignisimas, hablando de denigraciones y gaitas… y luego… hostias caperucita… que te estas comiendo tu al lobo… En definitiva… Estamos de pelotas, por no hablar de pelotas, lo cual tiene… cojones (para variar el vocabulario)

    Y por cierto, las dulces damitas son cosa del pasado… que ahora se les llama panfilas 😛

    Buenvenida mujer del futuro… y me callo el chiste final 😛

  2. Si mal no recuerdo, las tías más “buenitas” terminan siempre siendo las peores. Comprobado una y mil veces.

    Y sabes bien que eso me gusta de ti, Min. Sin pelos en la lengua. No hay nada de malo en decir cosas como esas. Amos, que dices verdades grandes como casas, sin “disfrazar” lo que quieres decir. Es otra de las cosas que me encantan de ti como persona, cielo.

    Abrazos, besos y espachurres de parte de tu hermanito 😉

  3. Joder.

    En buena hora me he puesto a leer esto en el trabajo. Ahora quiero conocerte. ¿Ves lo que haces?

    No puedes leerle a una persona la cartilla de esa manera, y quedar impune sin al menos compartir un trago de lo que sea con el/ella. No.

    No puedes romper toda la jodida imagineria de la mayoría de las mujeres, de “primero lo que piensen los demas y luego lo que piense/quiera yo”, y pensar que con ello no vas a llamar la atencion de la gente a la que la opinion ajena sobre sus asuntos se la pela. No se si me explico.

    Un abrazo enorme.

  4. Por algún motivo que no alcanzo a comprender, si se hace click encima de mi nick no te lleva a mi blog, asi que entre que descubro el porqué, flameo un poquito los comentarios para ponerlo 😛

    NoSonHoras . wordpress . com

    Un reiterado saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: