Querida FNAC maga…

Un año más por estas fechas llega el concurso de FNAC para conseguir un montón de cosas que no podemos comprarnos o no estamos dispuestos a pagar de nuestros bolsillos… en mi caso la culpa es del alquiler, o me pago los caprichos o el recibo :$ pero sea como sea, voy a volver a participar… y si alguien más quiere apuntarse, puede hacerlo aquí http://www.fnac.es/Guides/es-ES/microsites/navidad_2013/navidad_2013.aspx

Yo este año tengo claro que quiero hacer cosas que me gustaría aprender pero para las que nunca saco tiempo… y que no voy a intentar colar que he sido super buena, porque tampoco estaría siendo del todo sincera, así que, sin más preámbulos, ahí va mi lista.

En primer lugar, aprender a hacer fotos bonitas… y qué mejor que con esta preciosa Canon EOS 600D +18-55 IS II + 55-250 IS MM Cámara Réflex Digital, valorada en 716,82 € y como algo hay que fotografiar, un cofre experiencia, por ejemplo Castillos y palacios 2014 , Estancia, valorado en 99,90 €

En segundo lugar, para que los incómodos quehaceres diarios no me roben tiempo de mis aficiones, este precioso
MamiRobot K7 Vino Robot Aspirador, valorado en 239 €

Y por último, para poder jugar como una reina los días de lluvia, este Sony Vaio Fit E SVF1531C4E color blanco, valorado en 952,95 €

En total suman 2.008,67 € de nada… así que a ver si este año por fin me toca a mí :)

Y sin pestañear, ha pasado más de medio año.

La semana pasada me preguntaron/comentaron/dejaron caer que quizás este blog no siga vivo… y no es algo que me haya planteado, pero sin darme cuenta hace más de medio año que no posteo nada.

Recuerdo que me cabreé gracias al Sr. Ministro de InJusticia, que posteé sobre la Ley de Tasas y otras mentiras, me quedó pendiente postear sobre el estado del bienestar y el estado del estar mejor, sobre los servicios fundamentales a dos velocidades, sobre la necesidad de tener un seguro médico privado en Madrid por el miedo que dan las reformas que están tirandonos sobre la cabeza… También recuerdo que este era un blog personal, en el que rara vez me iba metiendo en jardines, y ahora ya no sé qué es.

Supongo que no tengo la misma necesidad que antes de escribir… desde luego no tengo la misma cantidad de tiempo libre disponible, porque trabajo las mismas horas mucho más esparcidas a lo largo del día, tengo jornada partida incluso los viernes, y es un auténtico suplicio por la sensación de pasar la semana yendo de casa al trabajo y vuelta a casa y de descansar tirada sin aprovechar el tiempo de ocio el fin de semana. Apenas tengo tiempo ni ganas para leer, lo más que hago es engancharme enfermizamente a alguna serie y verla del tirón… poca historia más, eso y los videojuegos… que tampoco me tienen tan emocionada como hace un año. Ahora he descubierto uno nuevo que me flipa porque tiene vistas. Soy muy básica.

Supongo que esto seguirá así, que seguiré queriendo al blog, y no queriendo dejarlo morir, seguiré actualizando de vez en cuando… sobre todo con las wishlist de navidad Fnac… porque ahora voy a necesitar muchas más cosas que no puedo permitirme, supongo.

En estos momentos todo son suposiciones, porque estoy de vacaciones y no me apetece pensar en serio… así que hasta más ver, amiguitos.

Queridos reyes magos

Este año que acaba de finalizar he sido estupenda. Me he portado bien hasta con quien no lo merecía. No podéis tenerme en cuenta la lengua viperina, porque es algo inherente a mí y no tengo ningún tipo de poder de decisión sobre ello.

Probablemente podría haber sido mejor persona, ¿quién no? pero me merezco buenos regalos. Como los materiales no me importan mucho y ya me va a caer mi camisón para Londres, voy a pedir:

Que reconozcan mi trabajo de una manera más gratificante que dandome más, con un pequeño aumento o algo así, que me lo merezco. Y si no, al menos que me dejen trabajar y no me reboten mierda, que bastante voy a tener con la mía. Y que me prolonguen el contrato por haber superado satisfactoriamente el periodo de prueba.

Quiero constancia, para todo, lo mismo para ir al gimnasio que para estudiar más inglés que para levantarme diez minutos antes y ponerme un poco mona para ir a trabajar.

Quiero mi coquetería de vuelta, quiero querer maquillarme cada mañana, quiero querer dejar preparada la ropa por la noche y no tener que improvisar por la mañana.

Quiero fuerza de voluntad, porque la que tenía la gasté dejando de fumar, pero ya es hora de que se haya terminado de recargar y podamos encenderla de nuevo.

Quiero que el viaje a Londres sea tan fantástico como lo imagino. Que lo pasemos genial y que no nos roben ni nos timen ni nada feo, y que nos entendamos sin problemas con los british.

Y por último y sobre todas las cosas, y en primer lugar de todos, y aunque se os acaben los regalos con este, quiero salud para mi familia y mis amigos. Quiero que estemos bien, que no tengamos los sustos de este año y que no vengan enfermedades ni incidentes indeseados. Este es el regalo que más ansío y deseo, por eso lo he dejado para el final, porque sólo con este me haríais feliz, por si os parece que he pedido demasiado y queréis elegir.

Mi año mes a mes.

Enero: Empecé descansando hasta el día de Reyes… pero a la vuelta empezó el caos laboral, con las ventas de carteras que me iban a llevar a asumir más trabajo y más responsabilidad por el mismo salario.

Febrero: Mi cumple. Una fiesta fantástica rodeada de amigos y con regalos guays. Lo pasé fenomenal y acertaron con los regalos hasta en el trabajo.

Marzo: Renovación laboral con contrato basura. La frase más sonada fue “en septiembre veremos cómo está organizado el despacho y si seguimos necesitando tus servicios”. Llevaba más de dos mil expedientes yo solita… xD. Lo peor del mes fue rechazar una oferta laboral que me apetecía la vida, porque “si te renuevan no te la juegues, que las cosas están muy mal y si no encajas aquí no sabes cuánto vas a pasar en el paro”. Barcelona y el parque del laberinto. Fue un mes fantástico por todo lo no laboral.

Abril: valorar las opciones laborales que se presentaban ante mí fue duro. Decidir que iba a apostar por el cambio, empezar a spammear los curriculums que llevaba enviando desde enero. Empezar un blog “profesional” por las razones equivocadas, con el resultado obvio: proyecto parado indefinidamente.

Mayo: Celebrar el cumpleaños de mi madre, verla comer a gusto unas bacon cheese fries y un tercio de costillar en el Foster Hollywood.

Junio: Peleas por las vacaciones. Intentar organizar cuántas semanas de agosto podía y quería gastar. Usar el truco de congelar de Moli y cruzar los dedos para que funcionara.

Julio: Entrevista para la asesoría jurídica de Banesto. Muchísima ilusión que acabó en nada. Jugar a ser una víctima por coger sólo dos semanas en agosto “porque se me acaba el contrato en septiembre y no he devengado días para cogerme tres” mientras pensaba en puentes y navidades largas.

Agosto: Cambio meteórico de trabajo. A muchísimo mejor. Comprobar que el truco de Junio había funcionado.

Septiembre: Integración en la nueva oficina con la gente volviendo de vacaciones. Encantada con el cambio. Celebrar el cumpleaños de mi padre comiendo fuera, a cuerpo de reyes, sin tener que cocinar, fregar ni limpiar nada.

Octubre: Empezar a ver las cosas negativas. Mis compañeros C. C. R. G. M. y otro montón de gente maravillosa que he conocido en la empresa.

Noviembre: Mami nos dio un susto de cuidado. Hacerme consciente de lo frágiles que somos. El miedo instalándose en mí, para quedarse, me temo.

Diciembre: Las vacaciones no disfrutadas por el cambio de trabajo me están sentando de lujo. Vacaciones de Semana Santa en Londres confirmadas, todas las reservas hechas.

La tónica general del año ha sido de cambios a mejor, pero los pocos baches han sido muy duros… espero algo más del año que empieza en unas horas.

Feliz 2013 a todos, que el año sea benévolo y nos traiga trabajo, salud y felicidad.

La Ley de Tasas y otras Mentiras.

Estoy harta de leer aberraciones sobre la ley de tasas. No voy a defenderla, porque es una basura que, desde mi humilde punto de vista profesional, roza la inconstitucionalidad desde el ángulo de la más descarada de las sinvergonzonerías.

Nuestro Ministro de Justicia se ha sacado de la manga, y por vía del decretazo, tan de moda en la era Aznar, una nueva ley de tasas judiciales. No voy a hablar de las toxicológicas, porque no conozco el campo ni me interesa lo más mínimo. En España, hace unos años, el Tribunal Constitucional dijo que era legal, constitucional y además legítimo cobrar tasas por el acceso a la jurisdicción civil. Se impuso una tasa de acceso a la justicia para los procedimientos civiles, nadie dijo nada porque era razonable y sensato, y además era ligeramente disuasorio y ayudaba a desatascar los juzgados evitando demandas ridículas de “me ha robado la bici, que me pague daños y perjuicios porque he llegado tarde a mi cita con el profesor de tai-chi”

Luego vino la reforma de la ley para la agilización procesal, que introdujo la aplicación de tasas en los procedimientos monitorios, que hasta entonces estaban exentos. Fue razonable, porque el monitorio era usado y abusado por bancos para reclamar los incumplimientos de contratos. Señores lectores, el monitorio no fue pensado para que los bancos se aprovecharan de él, sino para reclamar facturas originales y reducir los niveles de morosidad comercial. Pretendian que tener una factura impagada viniera siendo como tener una letra de cambio pero un poco menos automático. Y los bancos lo usaron en su beneficio y se dedicaron a plantear monitorios por incumplimientos de contrato, que desde el punto de vista más purista de la técnica procesal, deberían tramitarse a través de un ordinario declarativo que ratificara el incumplimiento y la validez de la reclamación anticipada del total del contrato. Entendí, aunque en un primer momento no apoyé, la modificación. Luego leí que las personas físicas quedaban exentas y me congratulé. Luego me enteré de que las empresas de reducido tamaño también y me enfadé, porque iban a surgir como setas escondiendo que se trataba de filiales bancarias poco transparentes. Pero no me parecio un abuso del legislador.

El pasado veinte de noviembre me hirvio la sangre. Leí el proyecto de ley apenas doce horas antes de su publicación en el BOE. Cuando empecé a leer la exposición de motivos me entraron ganas de llorar por lo macabro de dicha exposición. Se resguardan en el Tribunal Constitucional, en que dijo que era legal pagar por acceder a la Justicia, en que es razonable que alguien pague por los servicios que recibe del estado, obviando desde la más descarada de las faltas de respeto que los ciudadanos ya estamos pagando el mantenimiento de las instituciones judiciales, ya estamos pagando la justicia gratuita, los fiscales, los magistrados, la doble instancia, la nueva oficina judicial y los sueldos de los pedazo de soplagaitas que se dedican a ignorar el 21% de IVA, las retenciones del IRPF y las cuotas de autónomos.

Señores políticos, no se han conformado ustedes con robarnos descaradamente, con malversar, con hacer tráfico de influencias, con llevarselo caliente en bolsas de basura, con colocar a dedo a sus jerifantes en puestos de responsabilidad que no están preparados para desempeñar. No, además, al ver que se está agotando la bolsa, que no basta con retrasar la edad de jubilación, que el euro por receta no va a sanear todo lo que se han llevado, nos cuelan por la delantera y con todo el descaro el repago de la Justicia. Unas tasas absolutamente desorbitadas y que eliminan el acceso a la segunda instancia de más del 50% de la población. Que consiguen disuadir a los más necesitados de que demanden mientras siguen permitiendo que los grandes emporios sigan haciendo de su capa un sayo y colapsando los juzgados. Señor Gallardón, y esto lo trataré en la próxima entrega, si quiere usted desatascar los juzgados debería comenzar por redactar una buena ley de mediación y arbitraje, por extender la figura y por abaratarla. Todo lo demás son mentiras y más mentiras, y ojalá llegue la Comisión Europea, entienda que las tasas son abusivas conforme a la Ley de Consumidores y Usuarios y le joda a usted el chiringuito muy a pesar de que tenga el poder Judicial absolutamente enmierdado y politizado. Y ojalá yo pueda verlo.

Pero señores periodistas, desinformadores y caraduras varios, un monitorio por un imago en una comunidad de vecinos no cuesta mil euros, demandar un despido improcedente no está gravado con la tasa 696 y recurrir administrativamente una multa no se paga a 200 euros. Si quieren ustedes INFORMAR a los ciudadanos, si realmente quieren explicar qué esta pasando y de verdad, contraten a periodistas especializados, o mejor aún, saquen del paro a uno de los muchos abogados competentes que lo pueblan y que él se encargue de explicarles, a prueba de caraduras, desinformadores y mentirosos, de qué va la Ley de Tasas de verdad.

En la siguiente entrega de “cabreada como una mona” les hablaré de mi idílica visión del mundo de los conflictos de intereses y de las formas que se me ocurren de gestionarlos. Y en la siguiente espero tener paciencia para explicar la verdad de la ley de tasas.

Como dato anecdótico, la agencia tributaria ha estado colapsada por la cantidad de personas que intentábamos rellenar una 696 sin éxito. Hasta han instalado un codex activ-x o algo así para poder acceder al formulario. Tres hurras por el trabajo bien hecho.

Wishlist Fnac 2013… quiero, quiero, quiero, ¡¡QUIERO!!

Pues como cada año, vuelvo a intentarlo, ya no sé si por costumbre, por probar, por no perder la fé o por si los reyes vienen cargados de regalos y cosas bonicas.

Como cada año empiezo con un caprichazo, que van a ser tres, para dar dos sorpresas. Me encantaría tener tres tablets Samsung de 16 gigas, con wifi y 3G para que nos duren, una para mí y dos para regalar. Al principio quería iPads, pero es que estas son compatibles con los móviles, así que mejor. Además me ahorro 120 euros respecto de los iPads. Total, que las tres Samsung Galaxy Tab 2 7.0 16 GB WiFi + 3G color blanco a 359 € cada uno suman un total de 1077 €

Para seguir, un aspirador que lo hace todo solo para mamá, por ejemplo el Robot Aspirador iRobot Roomba 555 por sólo 399 € de nada.

Mi patatófono móvil está quedandose sin memoria interna, tengo que jugar a desinstalar cosas caaada vez que instalo algo nuevo… así que me gustaría tener un Samsung Galaxy Nexus por 519 €… a ver cuánto dura la oferta, porque si no ¡ME PASO! Y espero que el precio válido sea el de fnac.es aunque sea una oferta de internet… porque si no… ¡TAMBIÉN ME PASO!

Y como estoy preparando un viaje a Londres y me voy a dejar los leros en el avión… Cheap&Chic, Londres a bajo precio, por sólo 9,95 €, porque yo soy lista y soy socia… pero igual vosotros no y no tenéis la oferta especial socios.

En total hacen 2.004,95 € y dejamos los 9,05 € al sorteador para que se compre una botellita de Marqués de Cáceres crianza… debería sobrarle hasta para el café ^^

Por favor, por favor, quiero que este año me toque, sobre todo por el móvil XD ¿Si ahora envío una carta a los Reyes Magos me regañarán por traidora?

El deterioro de la Justicia española y los jueces estrella.

Acabo de leer esta entrevista y no consigo terminar de cerrar la boca.

En su momento tenía pensado hacer un post sobre la sentencia contra Garzón por el asunto de las escuchas ilegales en la trama Gürtel. Había tantísimo ruido que lo dejé pasar. Comenté con la gente que me rodea, con los más cercanos, me empollé el supuesto de hecho, leí el código penal en la parte de tipificación, leí las condenas, calculé a ojo de buen cubero, y me pareció una sentencia benevolente.

Ahora leo que este tipo se nombra último exiliado del franquismo, último exiliado de una dictadura que terminó hace más de treinta años. Y además se defiende, muy digno él, diciendo que su sentencia estaba escrita de antemano, básicamente que le tenían demasiada envidia para tenerle ahí.

Yo, personal y profesionalmente, me he hartado de leer gilipolleces. Ya se analizó el tema en el blog jurídico ¿Hay Derecho?, mucho más riguroso y mucho más profesional que el de esta pobre principiante. Yo no he opositado, no me he pasado años aprendiendome el ordenamiento completo, tengo la formación que la universidad y los postgrados que he cursado me dieron y la que mi interés en mi profesión y en mantenerme actualizada me han ido dando con el paso de los años. Pero no me callo más con este tema, porque acabaré teniendo una pedazo de úlcera y paso.

Señor Garzón,

Desde mi humilde punto de vista es usted una estrella mediática, además una bastante caprichosa y egoísta. Aún recuerdo que formó parte del poder legislativo, aún recuerdo que, cuando era muy pequeña, usted se pilló un berrinche porque no le nombraron Ministro de Justicia. Poco más recuerdo de aquella época, a mi mente quiere venir la sensación de que se fue usted del PSOE al grupo mixto, pero entiendame, agua pasada no mueve molino y yo era demasiado niña para preocuparme por problemas de mayores.

Recuerdo perfectamente que a lo largo de mi vida he oído su nombre en los telediarios muchas veces. Incluso que, en mi época universitaria, cuando estudiaba derecho en la universidad de Deusto, a veces soñaba con ser como usted de mayor. Pocas veces, no voy a engañarle, porque yo siempre he sido muy de guerrilla y me gustaba más aquello de ejercer, que por suerte es a lo que me dedico hoy en día.

También recuerdo el momento en el que usted decidió abrir fosas comunes, traer la memoria histórica y pasarse los acuerdos, tácitos, expresos, conocidos u ocultos de nuestra “modélica transición”, por el arco del triunfo. Estoy de acuerdo con usted en una de las cosas que ha dicho en esa entrevista. Es verdad que no tenemos el franquismo superado, seguimos siendo víctimas de nuestros fantasmas, pero usted, en vez de trabajar por la superación, por el olvido de las dos españas y a favor de la concordia, siempre desde mi humilde punto de vista, ha trabajado por el encrispamiento de ambas españas. No era necesario revolver toda aquella mierda, en mi opinión, quizás sí desenterrar y devolver los cuerpos como acto simbólico, no abrir un procedimiento para encrispar los ánimos de unos y de otros. Ahora usted los ve como vencedores y vencidos, yo, quizás debido a mi juventud, lo veo como dos bandos de víctimas manipuladas, en algunos casos obligadas coactivamente a luchar. Victimas vencedoras y víctimas vencidas.

En segundo lugar, el caso de los cursos. Caramba, que me parece genial que usted lo haga si puede permitirselo, pero siendo usted funcionario de carrera del más alto tipo, con una carrera ¿impecable? podría haberlo hecho mejor. Y agradezca que prescribieran los delitos. De muchas gracias por aquellos cuatro años en el limbo de los justos, porque, una vez más en mi opinión, una condena por ese asunto hubiera sido incluso más vergonzante que la que le fue impuesta.

En tercer lugar, Señor Garzón, como Juez Instructor de carrera, nada menos que de la Audiencia Nacional, y con todos los casos que lleva en las costillas, teniendo, además, el consejo del fiscal de respetar el derecho de defensa, se ha pasado usted por el forro de los cojones, y esto ya no es mi opinión sino un hecho de manual, las garantías de los detenidos, ordenando expresamente escuchar las conversaciones con sus abogados defensores en el diseño de su estrategia de defensa, ha contaminado el caso de corrupción más jodidamente grande que tenemos en este país. Y además les ha dado la posibilidad de quitarselo a usted de medio, de recurrir cada prueba por ilegal, de dejar al nuevo Instructor una jodida chapuza de expediente. Ha dictado una resolución clarísimamente injusta para cualquiera que se haya leído con detenimiento cualquier manual de derecho penal, a sabiendas de que lo hacía, porque no me creo que un Juez que lleva más de treinta años en la carrera no sepa que las escuchas a los abogados defensores son ilegales, sin despeinarse y amparandose en una sentencia del Tribunal Constitucional que, incluso con su nueva doctrina de “sólo en casos de terrorismo” sigue siendo, ahora sí desde mi punto de vista, de legalidad dudosa. Y la gente le defiende, Señor Garzón, la gente rompe lanzas a su favor porque ha metido a muchos etarras en la cárcel, porque ha abierto un procedimiento contra Pinochet, porque ha dado una imagen de relevancia a la Justicia Española en el ámbito internacional que antes no tenía. Pues perdone que se lo diga así de friamente, hay CIENTOS de Jueces, CIENTOS de Magistrados que cada día hacen esa misma labor. Jueces y Magistrados que no contaminan los procedimientos y que encarcelan a los culpables. Y que también son represariados, no se crea usted el único.

Sinceramente, y repito, siempre desde mi punto de vista, humano, falible y de principiante, yo le mandaba a usted a la facultad de derecho a repasar unos cuantos temitas, derechos fundamentales recogidos en la constitucion, garantías del detenido, presunción de inocencia, derecho a la defensa, etcétera, porque parece que tantos años haciendo el mismo trabajo le han oxidado una parte fundamental del derecho procesal penal, que es su principal herramienta de trabajo. O lo mismo es que está tan acostumbrado a los casos de terrorismo que no sabe diferenciar los que no lo son.

Para terminar, le felicito por todas esas colaboraciones con instituciones internacionales, le felicito sinceramente por todo lo que ha conseguido exprimir una expulsión de la carrera judicial. Lo que para cualquier otro sería un palo y un motivo de vergüenza, para usted se ha convertido en una cruz sobre sus hombros, le ha hecho un mártir. He aquí la grandeza del Derecho, he aquí la mayor muestra de que, en Derecho, absolutamente todo es opinable, defendible e incluso ganable.

Le saludo atenta y respetuosamente, que a usted le vaya bien, y que le coja gusto a esto de ser defensor, profesor, asesor y adjunto, para que ni usted ni nosotros nos veamos en la necesidad de verle con la toga de Juez cuando finalice su inhabilitación.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.